•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18 (M-18) pidieron este lunes a los salvadoreños que apoyen la tregua que mantienen desde hace 200 días, para que se consolide en un pacto de paz duradero.

"Queremos que la sociedad salvadoreña crea en esta acción que estamos realizando, y por eso pedimos que todos los sectores de nuestra sociedad la apoyen para que esto se consolide en algo duradero", dijo en rueda de prensa Carlos Mojica, alias "Viejo Lin", uno de los cabecillas del Barrio 18.

Para Edson Zachary, un referente de la Mara Salvatrucha, la posibilidad de que la tregua avance a "un proceso de paz serio" depende de la sociedad salvadoreña.

"Nosotros como MS-13 y la otra pandilla estamos poniendo de nuestra parte para que la tregua se mantenga y queremos que así siga, pero que sea una paz duradera ya no depende de nosotros, la pelota ya no está de nuestro lado, está del lado de la sociedad", sostuvo Zachary.

Las pandillas dieron a conocer un comunicado conjunto en rueda de prensa en la Cárcel de Mujeres, a 10 km al este de San Salvador, adonde fueron llevados sus jefes para celebrar los 200 días de tregua y el Día de la Virgen de la Merced, patrona de los privados de libertad.

"Este 24 de septiembre arribamos a 200 días de haberse pactado el cese de hostilidades entre miembros de nuestras dos pandillas, con lo cual dimos inicio a un proceso de recuperación de la paz social", señalaron en el comunicado.

Desde que el cese de hostilidades entró a regir, "1,712 vidas de salvadoreños se han salvado", al reducirse de 14 a 5.5 los homicidios que ocurren a diario en el país, subrayó el texto.

Bajo la mediación del vicario castrense Fabio Colindres y el ex comandante guerrillero Raúl Mijango, la MS-13 y Barrio 18 acordaron el 9 de marzo cesar su guerra, que colocó al país entre los más violentos del mundo.

"Cuánto darían muchos porque este proceso no avance, y contra eso estamos luchando, contra ese escepticismo irracional y sin sentido de muchos que preferimos no mencionar y que ahora apelamos a que apoyen. No perdemos nada con intentarlo", indicó Mijango a la AFP.

En la cárcel, los pandilleros compartieron un almuerzo y otras actividades de celebración con decenas de reclusas, muchas de ellas integrantes de las pandillas, animados por una banda deumúsica popular.

De acuerdo con cifras oficiales, antes de la tregua El Salvador tenía una tasa de 68 homicidios por cada 100,000 habitantes, pero luego bajó a 23.

En las cárceles del país están recluidos poco más de 10,000 pandilleros, mientras que en barrios y calles permanecen libres unos 50,000.