Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Choques callejeros se registraron ayer martes en las ciudades bolivianas de Santa Cruz y Tarija, entre grupos civiles opositores y fuerzas combinadas del Ejército y la Policía, con un saldo de tres heridos y varios contusos, en medio de una fuerte crisis política, se informó.

Las escaramuzas se registraron en Santa Cruz (900 km al este de La Paz) y Tarija (950 km al sur), durante el intento de jóvenes universitarios de tomar por la fuerza oficinas gubernamentales, según reportes de la policía y de canales privados de televisión que mostraron imágenes de los incidentes.

“Tenemos dos policías heridos, porque nos atacaron con dinamita”, aseguró el comandante de la Policía de Tarija, coronel Reynaldo Iturri, citado por la cadena privada de televisión PAT, y dijo que sus subalternos fueron atacados por grupos de enardecidos estudiantes locales.

Los jóvenes también intentaron -sin suerte- tomar por la fuerza una oficina estatal del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), encargado de la titulación y saneo de propiedades agrícolas privadas e indígenas.

Mientras, Santa Cruz, capital de la región más próspera de Bolivia, sufrió disturbios callejeros durante la toma de dos oficinas gubernamentales -la de Impuestos y la del INRA- de donde fueron expulsados los militares que resistieron el asedio civil, durante unas seis horas, con el uso de gases lacrimógenos.