•   MIAMI  |
  •  |
  •  |
  • AP

El gobierno venezolano pagó a un abogado en Argentina para encubrir el destino de un maletín con 800 mil dólares destinados a la campaña presidencial de Cristina Fernández, dijo el miércoles un empresario implicado en el caso.

El presidente Hugo Chávez tampoco quería que se revelara que el dinero era de la petrolera estatal PDVSA, manifestó el empresario y abogado venezolano Moisés Maiónica, de 36 años.

''El dinero era dinero de PDVSA'', expresó Maiónica en su extensa declaración como testigo de la fiscalía en el juicio de Franklin Durán, otro de los acusados.

''La campaña presidencial de Cristina (Fernández de) Kirchner'' respondió cuando el fiscal Thomas Mulvihill le preguntó cuál era el destino del dinero del maletín confiscado el 4 de agosto del 2007 en el Aeroparque Jorge Newbery, señaló el empresario.

No obstante, Maiónica aclaró que había obtenido esa información en conversaciones que mantuvo con Henry Rangel Silva, director de la Dirección de Servicios de Inteligencia y Prevención de Venezuela (DISIP). Indicó asimismo que había sido contratado por esa agencia venezolana y por PDVSA.

''Para evitar (un escándalo mayor) el gobierno de Venezuela quería conseguir un abogado para (Guido Alejandro) Antonini (Wilson) y darle todas las comodidades para evitar que se hiciera público'' de dónde provenía el dinero y a dónde estaba dirigido'', explicó.

Antonini es el empresario venezolano al que le confiscaron el dinero en Argentina. Viajó a Miami dos días después de lo ocurrido.

En Caracas, Chávez consideró como un ''show'' y un juicio ''comprado'' el proceso del maletín.

Durante una transmisión el miércoles en cadena de radio y televisión, el mandatario denunció que el juicio ''está comprado con todo un grupo de empresarios protegidos. Todo un show''.

''Hagan lo que ustedes quieran. No van a lograr doblegar esta revolución (bolivariana del gobierno venezolano), ni sus amos los yanquis, ni ustedes, pitiyanquis (en alusión a la oposición)'', agregó.

Maiónica efectuó sus declaraciones en el segundo día del juicio de Durán, también acusado de asociarse ilícitamente con otras cuatro personas _entre ellas Maiónica_ para presionar a Antonini Wilson a que no revelara la fuente y el destino del dinero del maletín. Además enfrenta la acusación de actuar ilegalmente como agente de un gobierno extranjero en Estados Unidos.

Durán se ha declarado inocente y en caso de ser encontrado culpable por el jurado podría enfrentar una pena de 10 años de prisión.

Maiónica, en cambio, se ha declarado culpable y ha optado por colaborar con el gobierno en busca de obtener una reducción de su pena. Ambos están presos en Miami desde diciembre del 2007.

Los otros acusados son el empresario venezolano Carlos Kauffmann, y el uruguayo Rodolfo Wanseele, que también se han declarado culpables y han aceptado cooperar con el gobierno estadounidense. Un quinto imputado es el presunto agente de la inteligencia de Venezuela Antonio José Canchica, que sigue prófugo.

Los fiscales alegan que los cinco acusados se confabularon en Estados Unidos en nombre del gobierno de Venezuela y sin autorización para actuar como agentes de la nación sudamericana. Habrían presionado a Antonini Wilson para que dijera que el dinero era suyo.

De acuerdo con la fiscalía, el dinero del maletín fue una de las tantas contribuciones del gobierno venezolano a la campaña de la por entonces candidata oficialista argentina, la actual presidenta Fernández.

Antonini Wilson resolvió colaborar con el FBI a cambio de que no lo procesen ni detengan.

De acuerdo con Maiónica, la empresa petrolera estatal venezolana PDVSA había acordado pagar los honorarios del abogado argentino Guillermo Ledezma para que defendiera a Antonini Wilson de las acusaciones de presunto contrabando de dinero que enfrentaba.

Indicó asimismo que en uno de los tantos encuentros que mantuvo en Miami con los otros acusados y Antonini, Durán mencionó que conocía a Rangel Silva, Tarek El Aissami _que como ministro de Seguridad Ciudadana es jefe de Rangel Silva_ y Vielma Mora, el jefe de la Seniat, la oficina encarada de la recaudación de impuestos de Venezuela. Explicó que los mencionó cuando hablaba de la ''posibilidad de redactar una planilla de impuestos ... que justificara la salida de 800.000 dólares del país por Antonini''.

De acuerdo con las normativas de ese país, debe quedar documentada la salida de cualquier monto superior a los 10.000 dólares.

A lo largo de la jornada, la fiscalía reveló varias grabaciones en las que se escuchaban las voces de los acusados y Antonini, quien los grabó con dispositivos que le había suministrado el FBI.

Maiónica dijo que participó en esas reuniones realizadas en restaurantes del sur de la Florida ''en representación del gobierno de Venezuela para ayudarlo'' a Antonini Wilson.

''Ellos quieren que salgas de tu problema con comodidad y tranquilidad'', le dijo Maiónica a Antonini Wilson en una de las grabaciones, refiriéndose al gobierno venezolano. ''Tu tranquilidad es la tranquilidad de todo el mundo''.