elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mientras que el mundo observa con ansiedad para ver cómo evolucionará la crisis de la deuda europea, muchos inversionistas inmobiliarios en Estados Unidos buscan entusiasmados oportunidades para llevarse los beneficios de la aflicción del continente.

Firmas de capital privado, cuyos inversionistas incluyen a fondos de pensiones, fideicomisos universitarios y fundaciones, han estado compitiendo para adquirir carteras de deuda del banco europeo, que consisten de dificultosas hipotecas sobre inmuebles comerciales. Al adquirir estos préstamos con descuentos marcados, esperan obtener finalmente rendimientos generosos de 12 a 18 por ciento, dicen inversionistas y asesores.

Las ventas de activos en Europa podrían hacer parecer reducido el trabajo de la entidad federal estadounidense Resolution Trust Corporation (RTC), a la cual se acusó de disponer de las hipotecas problemáticas que resultaron de la crisis de los ahorros y créditos de los 1980, dijo Russell Platt, el director ejecutivo de Forum Partners Europe, una firma de inversiones con oficinas centrales en Londres. “La mayoría de la firmas que ven esto cumplieron la mayoría de edad durante la RTC”, dijo Platt. “Puede ver por qué muchos tipos se frotan las manos y dicen: ‘Esto podría ser muy interesante’”.

Los títulos respaldados por hipotecas comerciales o créditos hipotecarios que se unen en un paquete y se le venden a inversionistas, no son tan comunes en Europa como en Estados Unidos. Más bien, las hipotecas europeas se quedaron en los libros de los bancos, lo cual ha sido un lastre en las ganancias.

Mientras continúa la crisis de la deuda soberana, se espera que los bancos europeos vendan esos activos en apuros en un esfuerzo por incrementar su capital y protegerse contra futuras pérdidas. Morgan Stanley estima que tales entidades podrían tener que reducir su exposición a los bienes raíces comerciales hasta en 760,000 millones de dólares.

Hasta ahora, el ritmo de las ventas ha sido modesto. El año pasado, las instituciones de la región recibieron una inyección de capital del Banco Central Europeo (BCE), lo que alivió la presión para ajustar sus balances.

En 2011, la gigantesca inmobiliaria CBRE rastreó más de 20 ventas de carteras crediticias europeas con un valor de 20,000 millones de euros (unos 26,000 millones de dólares al tipo actual de cambio).

Principalmente, los compradores han sido grandes nombres del capital privado cuya sede está en Estados Unidos – y están acostumbrados a hablar de riesgos _, incluidos Blackstone Group de Nueva York, Lone Star Funds de Dallas y Colony Capital de Santa Monica, California. Todos están fortaleciendo su presencia en Europa con más empleados, la adquisición de inmobiliarias locales, o ambas cosas.

Las carteras de préstamos han incluido, principalmente, propiedades comerciales en Gran Bretaña e Irlanda, a menudo en lo que se consideran locaciones secundarias o, incluso, terciarias en las afueras de ciudades grandes. Dos firmas, Kennedy Wilson de Beverly Hills, California, y Cerebus Capital Management de Nueva York, por ejemplo, están entre las finalistas en la puja por una cartera del banco Allied Irish con 251 propiedades. Kennedy Wilson, uno de los compradores más activos en este mercado, pagó el año pasado 1,300 millones de libras, con un descuento de 20 por ciento, por una cartera de préstamos relativamente de alta calidad del Banco de Irlanda en Gran Bretaña.

Mary Ricks, quien se mudó a Londres desde California para administrar la expansión de Kennedy Wilson en Europa, dijo que emplearía varias estrategias distintas, dependiendo del crédito específico.

Sin embargo, en Europa, al menos, nadie espera hoy día que aumente el valor de las propiedades mediocres sin esfuerzos por mejorarlas físicamente o administrarlas mejor, notó James Wallace, quien escribe un blog sobre la deuda europea para el CoStar Group, una firma de investigación en Washington.

“Ya se terminó el extender y fingir”, dijo. “La gente ya no dice eso en Europa”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus