•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El dirigente de las FARC, Rodrigo Granda, exigió ayer en La Habana “plenas garantías” para los 30 comandantes guerrilleros que participarán en el diálogo de paz con el Gobierno de Colombia en Noruega y Cuba, que invaliden cualquier reclamación de otro país.

“Entendemos que las órdenes de captura tienen que ser levantadas totalmente, si no cualquier juez, despistado o no, en Noruega o en cualquier otro lado del mundo le dé por capturar a un integrante de las FARC de los que estamos en la mesa, y eso sería desastroso”, dijo Granda a la AFP en La Habana.

De 63 años, delgado y locuaz, Granda, considerado el “canciller” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ejemplificó con la reclamación de la justicia paraguaya que pesa sobre él, por su supuesta participación en el secuestro de Cecilia Cubas, hija del expresidente paraguayo Raúl Cubas (1998-99), del que asegura ser “totalmente inocente”.

Nueva fecha

Las FARC anunciaron el lunes que el inicio del diálogo de paz en Oslo, Noruega, será el 15 de octubre y no el día 8 como estaba previsto inicialmente. “Lo sustancial” de las pláticas será en La Habana y participarán 30 personas por cada parte, cinco titulares, cinco suplentes y 20 de apoyo, de los cuales solo los 10 primeros viajaran a Oslo, explicó Granda.

“Creo que nos precipitamos en dar la fecha del 8”, pero “estamos dentro de los plazos, dentro de los límites, y no es fácil de todas maneras tener una logística para tener la cantidad de gente que necesitamos nosotros, primero porque hay que sacar la gente del país y eso es un operativo que lleva sus días, su tiempo”, añadió.

De la reunión en Oslo “no va salir nada contundente. Es el inicio únicamente. Lo sustancial de las conversaciones va a ser en la ciudad de La Habana. Aquí es donde se van a allanar de pronto algunas cosas de formalismos, de arreglar cómo se van a impulsar estos diálogos”, dijo.

Lo divino y lo humano

Pero “nosotros negociamos sobre lo divino y lo humano, no tenemos ningún problema, lo que si no estamos es dispuestos es a claudicar y a entregar nuestros principios. Eso lo defendemos, lo hemos defendido con las armas en la mano”, dijo.

“Mi optimismo sigue siendo rebosante, claro que moderado, pero esto es muy grande, aquí hay que actuar con mucha responsabilidad, tampoco se puede decir ahorita que hemos tocado el cielo con la mano”, dijo.

Sobre el alto el fuego solicitado por las FARC para el diálogo, Granda señaló que “el Gobierno ha dicho que eso es al final, que debe ser total y definitivo”, pues cree que “le da una ventaja estratégica a la guerrilla”.

“Eso es totalmente falso, lo que sí beneficiaría un cese al fuego sería evitar muertos de las partes y afectaciones a la población civil”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus