•   Yaritagua, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente venezolano, Hugo Chávez, y su contrincante opositor en los comicios del domingo, Henrique Capriles Radonski, intensificaron ayer la campaña en el interior del país a dos días de su cierre, ambos igualmente convencidos de su triunfo.

Chávez seguirá así con el ritmo frenético que le imprimió desde este lunes a su campaña, cuando se embarcó desde su pueblo natal de Sabaneta (suroeste) en una gira de tres días por seis estados antes de llegar a Caracas el jueves para un gran mitin final.

Así, el mandatario --favorito en la mayoría de encuestas y candidato a un tercer período de gobierno-- visitó los estados Yaracuy y Lara, ubicados en el noroeste del país.

En Yaracuy está previsto que Chávez se dirija a un grupo de seguidores, mientras que en Lara protagonizará primero una caravana por las calles de la ciudad de Barquisimeto, seguida por un mitin y un discurso.

A cinco días de la victoria, dice Capriles

Por su parte, Capriles cruzará una vez más el país para ir en un mismo día al andino Estado Mérida (oeste) y al oriental estado Anzoátegui (noreste), siguiendo el ritmo que ha mantenido desde el comienzo de la campaña en julio.

“¡Mérida, ahora nos vemos! ¡Anzoátegui, en la tarde! Hermanos, ¡solo cinco días para que seamos protagonistas del mejor futuro que merecemos!”, escribió el candidato opositor en su cuenta en la red social Twitter.

En estos últimos días, ambos candidatos se han mostrado muy seguros de ganar los comicios, a la vez que han intensificado las críticas contra su contrincante.

Así, Capriles aseguró el lunes que puede “ganar por más de un millón de votos”, y que no cree que el resultado electoral vaya a ser ajustado.

“El 7 de octubre el pueblo va a hablar, y lo que el pueblo diga es sagrado. Las únicas encuestas que no cambiaron son las que pagaba el gobierno”, dijo el candidato opositor, de 40 años, 18 menos que el presidente, en alusión a la reducción de la brecha entre ambos candidatos, que muestran muchos de los últimos sondeos.

La "ola bolivariana"

Mientras que Chávez aseguró que, con su gira, la “ola bolivariana” irá “creciendo y creciendo hasta el domingo”, cuando garantiza una victoria “aplastante”.

“’Chávez no tiene gente’, dice la burguesía. La burguesía dice que Chávez perdió la calle’. Ahora aquí van a ver gente en la calle, pueblo en la calle”, dijo el mandatario venezolano el lunes, al comienzo de su recorrido de tres días.

Pero mientras Chávez garantiza su victoria, también advierte constantemente que la oposición “burguesa” tiene “planes desestabilizadores” para “desconocer el triunfo del pueblo”.

“No podrán con nosotros. No podrán con la patria. Somos millones y millones. Y aquí estamos en la calle, dispuestos a defender la patria con todo. Dispuestos a defender el triunfo del 7 de octubre como el pueblo sabe defender sus conquistas”, dijo Chávez el lunes.

Chavismo recurre al miedo

Por su parte, el representante permanente de Venezuela ante la ONU, Jorge Valero, afirmó este lunes en Naciones Unidas que sectores “antidemocráticos y golpistas” de su país buscarán recurrir a la violencia en caso de que Chávez gane las elecciones. No obstante, en entrevista con la AFP, Capriles dijo el lunes “tener confianza en la mayoría de los venezolanos de que (van) a dar una demostración al mundo de paz, de civismo y de futuro”.