•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La OTAN mostró ayer su apoyo a Turquía tras el ataque con obuses desde territorio sirio que causó la muerte de cinco civiles, al tiempo que exigió a Damasco el fin de las violaciones del derecho internacional.

Los embajadores de los veintiocho aliados, reunidos de urgencia en Bruselas para analizar la situación, aseguraron que las acciones sirias suponen un “peligro claro y presente a la seguridad” de un Estado miembro como Turquía. “En el espíritu de indivisibilidad de la seguridad y solidaridad que se deriva del Tratado de Washington, la Alianza continúa apoyando a Turquía y demanda el cese inmediato de estos actos agresivos contra un aliado”, señaló la OTAN mediante un comunicado.

Turquía respondió

Ayer mismo, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, aseguró que su Gobierno está “indignado” por el ataque perpetrado desde Siria contra una localidad fronteriza turca en el que murieron 5 personas y 13 resultaron heridas. Clinton señaló a la prensa tras reunirse con el ministro de Exteriores de Kazajistán, Yerlan Idrisov, que esta tarde se pondrá en contacto con su homólogo de turno, Ahmet Davutoglu.

Como respuesta, las Fuerzas Armadas de Turquía bombardearon objetivos dentro de Siria en represalia por un obús lanzado desde el país árabe que mató a cinco personas en un pueblo turco cercano a la frontera, informó el Gobierno de Ankara.