•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Hugo Chávez ganó el domingo con comodidad los comicios para gobernar Venezuela por seis años más, pero la oposición salió fortalecida con un líder, Henrique Capriles, que por primera vez reúne a casi la mitad del país, que se opone al proyecto socialista del presidente.

Chávez, desde 1999 en el poder, se impuso a Capriles por más de diez puntos, 55% a 44.3% y una diferencia de 1.5 millones de votos, según los últimos datos del Consejo Nacional Electoral, con el 95.5% de las papeletas contabilizadas.

El diario opositor Tal Cual editorializó en su edición del lunes que el presidente “no puede olvidar que tiene frente a sí y contra él a la mitad del país. Venezuela está desgraciadamente partida en dos mitades. Un país así no puede prosperar”.

Prueba de esa fractura, Venezuela amaneció nuevamente el lunes con dos caras totalmente opuestas, entre la mitad que aupó a Chávez y la otra que por primera vez había creído en la posibilidad de derrotar al poderoso mandatario a la luz de algunas encuestas prometedoras que, sin embargo, erraron de plano.

Contrastes un día después

En la mañana, la televisión oficial VTV difundía en bucle imágenes de la victoria de Chávez al son de una música festiva y triunfal, mientras en el este de Caracas, bastión de la oposición, las calles lucían desiertas, excepto algunos vecinos que departían desanimados en la acera.

“¡Cómo puede ser! Tanta ignorancia. Mira, aquí no hay nadie, la gente está muy deprimida”, dijo a la AFP Jesús Fajardo, un jubilado en el acomodado barrio de Chacao.

“Tenemos que mantener el ánimo”, dijo una mujer al escuchar a Fajardo, antes de alejarse con lágrimas en los ojos.

La participación, del 80%, fue “masiva. Se desplazaron en masa los sectores D y E, los más pobres, que apoyan al presidente”, dijo a la AFP el analista político Farith Fraija.

Pero la oposición, que en las últimas presidenciales de 2006 fue barrida por 25 puntos por el presidente, dio un salto incuestionable de la mano del joven exgobernador Henrique Capriles, de 40 años, dieciocho menos que Chávez.

Porqué ganó el oficialismo

La reelección del presidente Hugo Chávez es una muestra de la buena aceptación que tienen sus políticas sociales -financiadas con petróleo- entre las clases pobres, mayoritarias en la población, según analistas.

“La principal fuente de apoyo al presidente es su política social, detrás de lo cual está un ingreso fiscal petrolero importante. Es el brazo central de la gestión del presidente y su conexión con los estratos más bajos de la población”, explica a la AFP el politólogo John Magdaleno, un día después de la victoria de Chávez sobre Henrique Capriles Radonski, por 10 puntos.

Para la historiadora Margarita López Maya, la histórica participación en la elección del domingo -un 80%- “logró movilizar a gente que tenía posiblemente mucho tiempo sin votar, bastante excluida y pobre”.

“Ya se estaba viendo en los últimos mítines de cierre, cómo la población más pobre estaba ahí, y creo que esa es la población que le dio la victoria a Chávez, que tiene otras prioridades, como mantenerse recibiendo los beneficios de la renta petrolera”.

Razones económicas

“No olvides que Chávez está en el poder con un barril a más de 100 dólares”, agrega.

En 2003, años después de llegar al poder en una Venezuela sumida en una grave crisis económica, Chávez aprovechó los crecientes ingresos petroleros para financiar un esquema de millonarios programas sociales

-aconsejado por el entonces presidente cubano y gran aliado, Fidel Castro- que establecieron una evidente conexión emocional entre él y los más desfavorecidos, su base electoral.

Bautizadas genéricamente como ‘Misiones’, estos programas sociales se ocupan por ejemplo de repartir alimentos a precios subsidiados, otorgar pensiones a la gente mayor, alfabetizar a la población, dar cobertura sanitaria a los millones de habitantes que viven en los barrios o subvencionar la educación universitaria.

Aunque las misiones le permitieron a Chávez mejorar los indicadores sociales, la pobreza sigue siendo elevada en Venezuela. Según datos de la Cepal, casi un 40% de los venezolanos vive por debajo de la línea de pobreza o la pobreza extrema.

“El hecho de que Capriles haya hecho parte de su mensaje las banderas del presidente Chávez en política social es una muestra de que estas políticas son percibidas como algo positivo entre todos los sectores de la sociedad”, declaró a la AFP el analista político Farith Fraija.

La oposición, que en las últimas presidenciales de 2006 fue barrida por 25 puntos de diferencia por el presidente, dio un salto incuestionable de la mano del joven exgobernador Henrique Capriles, de 40 años, dieciocho menos que Chávez, perdiendo por unos 10 puntos porcentuales.

 

Ameno diálogo

CARACAS / AFP

El mandatario venezolano, Hugo Chávez, reelecto el domingo, anunció ayer vía Twitter que sostuvo una “amena conversación telefónica” con su contrincante Henrique Capriles Radonski, e invitó a “la unidad nacional”. “Créanmelo: he sostenido una amena conversación telefónica con Henrique Capriles! Invito a la Unidad Nacional, respetando nuestras diferencias!”, publicó Chávez en la red social.

Momentos más tarde, igualmente a través de Twitter, Capriles escribió: “Recibí llamada del Pdte Chávez. En nombre de+6.500.000 venezolanos hice un llamado a la unidad del país y el respeto a todos”.

Durante la campaña, sin embargo, el mandatario fue muy duro con el candidato opositor, a quien llamó “majunche” (poca cosa) o “burgués”. Además, al negar la realización de un debate electoral, Chávez dijo que su contendor era “la nada”.

El líder opositor, exgobernador del populoso Estado Miranda (norte), había dicho por su parte el domingo que llamaría al mandatario una vez se conocieran los resultados electorales.