elnuevodiario.com.ni
  •   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Benedicto XVI aceptó el martes la dimisión del obispo de Iquique (norte de Chile), Marco Antonio Órdenes Fernández, de 47 años, sospechoso de cometer abusos sexuales contra adolescentes, según la agencia de informaciones del Vaticano I.Media.

Según un breve comunicado de la Santa Sede, el prelado presentó su dimisión "en virtud del artículo 401-2 del Código de derecho canónico". Este artículo se refiere a una dimisión "por una razón de salud o por todas otra causa grave".

En abril de este año, la iglesia Católica había iniciado una investigación sobre acusaciones de pedofilia en contra de Órdenes Fernández, el más joven de los obispos de la Conferencia Episcopal chilena.

La investigación estaba a cargo del nuncio apostólico en Santiago, Ivo Scapolo, quien se había reunido recientemente con Órdenes Fernández.

Dos días antes del anuncio oficial de su dimisión, el prelado había reconocido en una entrevista con la prensa chilena haber tenido una actitud "imprudente" contra la persona que lo acusa, pero negó que éste fuese menor en el momento de los hechos.

Los hechos remontan a la época en que Órdenes Fernández era rector del Santuario de Nuestra Señora del Carmen de la Tirana, en el norte de Chile, entre 1997 y 2002.

En los últimos días, el sospechoso había abandonado la sede de su diócesis para viajar al Perú y atenderse allí de una enfermedad en el  hígado.