•   Atenas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La canciller alemana, Angela Merkel, saludó este martes en Atenas los "esfuerzos" desplegados y "progresos" alcanzados en Grecia y deseó que el país, en graves dificultades financieras, económicas y sociales, "se quede en el euro".

"Quiero que Grecia se quede en el euro", declaró la canciller en una conferencia de prensa junto al primer ministro griego, Antonis Samaras.

"Nuestras conversaciones muestran claramente que hay en este momento progresos todos los días", agregó declarándose "convencida de que el difícil esfuerzo vale la pena".

"Se logró mucho. Queda aún mucho por hacer, y Alemania y Grecia trabajarán juntos muy estrechamente", pero "si no resolvemos los problemas ahora, se manifestarán más tarde de manera aún más grave", advirtió la canciller.

Merkel recurrió a su experiencia en la transición en Europa del Este para manifestar su comprensión hacia los griegos: "sé muy bien, como vengo de los países del este, que las reformas tomarán bastante tiempo", dijo.

Por su lado, el primer ministro Samaras indicó que le aseguró que Grecia está "determinada a cumplir sus compromisos" tanto de ajuste fiscal como de reformas estructurales.

"Subrayé a la canciller que el pueblo griego sangra, pero está determinado en quedarse en el euro", agregó Samaras.

Alemania y Grecia indicaron igualmente que trabajan sobre temas de desarrollo bilaterales en materia "de mejorías del sistema de salud" y de "modernización de la administración regional".

Unas 25,000 personas manifestaron en Atenas su rechazo a la visita de la canciller de Alemania, país al que responsabilizan por las medidas de austeridad.