•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, auguró que la muerte del líder del cártel mexicano Los Zetas, Heriberto Lazcano, alias "El Lazca", en un operativo de la Marina mexicana, debilitará a esa organización que también opera en el país centroamericano.

"Esto viene a crear un cisma dentro de la organización. Ojalá sea éste un golpe de tal magnitud que permita que esa organización sufra efectos que no le permitan seguir actuando como lo estaban haciendo", dijo el mandatario a periodistas locales la noche del martes, en una declaración difundida hoy por la Presidencia.

Pérez afirmó que la operación fue un éxito importante en la lucha contra "una de las organizaciones más violentas" en la región, que "no solo se dedicaba ya al narcotráfico" sino también a secuestros y extorsiones.

"Queremos hacer un reconocimiento a las fuerzas de seguridad mexicanas" por golpear a "una de las organizaciones más violentas" de la región, sostuvo el mandatario.

Lazcano fue abatido en un operativo registrado el pasado domingo, pero su cadáver fue robado el lunes por un comando armado, según informes de las autoridades mexicanas.

Las operaciones de Los Zetas en Guatemala se conocen desde 2008, tras un enfrentamiento entre narcotraficantes que dejó 11 muertos en el este del país.

En Guatemala, las autoridades responsabilizan a Los Zetas de la ejecución y posterior decapitación de 27 campesinos el 15 de mayo de 2011 en la finca Los Cocos, en el norteño departamento de Petén, fronterizo con México.

Las autoridades mexicanas también le atribuyen al sanguinario cártel el secuestro y asesinato en el estado de Tamaulipas de 72 inmigrantes centroamericanos que viajaban hacia Estados Unidos, el 24 de agosto de 2010.