•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Unas 12,500 personas pidieron este miércoles a la Corte Suprema de Justicia de Honduras que rechace la creación de ciudades modelos, tipo Hong Kong, propuestas por el presidente Porfirio Lobo como fórmula para solucionar los problemas de pobreza y desempleo en el país.

El planteamiento está contenido en un documento respaldado con la firma de los 12,500 ciudadanos, el cual fue entregado a los magistrados por activistas que realizaron un plantón frente al edificio de la Corte Suprema (CSJ).

El documento advierte que las Regiones Especiales de Desarrollo (RED), propuestas por Lobo, significarían para el país "la pérdida de soberanía", por lo cual son inconstitucionales y deben ser rechazadas.

La semana anterior la Sala de lo Constitucional acogió favorablemente, con el voto de cuatro de los cinco magistrados que la integran, unos 70 recursos de inconstitucionalidad presentados en contra de una ley y una reforma constitucional que harían posible la existencia de las zonas autónomas.

De acuerdo con la ley aprobada por el Congreso, a petición del presidente, dichas zonas serían entregadas a inversionistas extranjeros mediante concesiones de hasta ocho décadas, tendrían una extensión de 33 km2 cada una y se establecerían en áreas poco pobladas.
Las RED tendrían una administración, un sistema de justicia y un régimen de seguridad propios, sin injerencia de las autoridades del resto del país.

La Sala concluyó que la propuesta implica “enajenar el territorio nacional”, pero la última palabra la tendrá ahora la CSJ, integrada por 15 magistrados, que puede ratificar el fallo o revertirlo en la sesión que ha sido convocada para el próximo 17 de octubre.

El Congreso ya resolvió en septiembre los lugares donde se establecerían las ciudades modelo: Cuyamel, en el departamento de Cortés, unos 350 kilómetros al norte de la capital; Trujillo, en el departamento de Colón, 600 kilómetros al noreste; y el Golfo de Fonseca, unos 150 kilómetros al sur de Tegucigalpa.