•   CARACAS  |
  •  |
  •  |
  • AP

El presidente Hugo Chávez informó que hay varios detenidos en la investigación de un supuesto plan de magnicidio en el que estaría implicado un vicealmirante de su círculo cercano y acusó a Estados Unidos de estar detrás de la conjura.

''Me llamó el ministro de Defensa (Gustavo Rangel Briceño), me explicó y le dije procede de inmediato como mandan las leyes, abrir una investigación... evidentemente ahí hay una conspiración. Nosotros venimos siguiendo eso desde hace ya tiempo'', señaló.

''En este momento ya tenemos varios detenidos'', afirmó el mandatario durante un encuentro con simpatizantes en la capital.

En medio del acto Chávez ordenó una inmediata cadena de radio y televisión para difundir al país la grabación de una supuesta conversación telefónica donde se habla del complot y aunque no aportó pruebas responsabilizó a Estados Unidos de estar detrás de la conjura. ''Ese es el imperialismo que está detrás'', señaló.

También acusó al gobierno de George Bush de estar detrás de los disturbios ocurridos en Bolivia, y de los planes de conspiración del Paraguay.

''Si tuviéramos que crear un Vietnam, dos Vietnam, tres Vietnam aquí estamos dispuestos, pero no vamos a permitir que le vayan a quitar la esperanza a nuestros pueblos'', acotó.

Indicó que espera que el nuevo gobierno estadounidense trate con ''respeto'' a los países latinoamericanos.

Chávez también fustigó a los medios locales, algunos de ellos fuertes críticos al gobierno, y le advirtió a televisoras locales a que actúen ''en el marco de la ley porque sino sus concesiones pueden ser revocadas''.

Mientras, el canciller Nicolás Maduro declaró el jueves a la televisora estatatal que ''seguramente al avanzar la investigación en los próximos días se conocerán de manera directa de que manera están involucrados los distintos órganos del gobierno de los Estados Unidos en este complot''.

El ministro de Relaciones Interiores, Tarek El Aissami, denunció que en el complot están involucrados grupos económicos y el movimiento civil opositor 2D. El funcionario no mostró evidencias para sustentar sus afirmaciones.

El ministro de Comunicación, Andrés Izarra, acusó de forma directa a los ''jerarcas de los grandes medios'' de estar relacionados con los planes de conspiración.

La Asamblea Nacional acordó el jueves conformar una comisión especial para investigar el complot, informó la diputada oficialista Cilia Flores, presidenta del congreso.

Chávez explicó que las autoridades hace tiempo conocen que ''están buscando cohetes tierra-aire, andan buscando equipos sofisticados para tratar de volar el avión presidencial, cuando uno vaya despegando o aterrizando. O bombardear el palacio (presidencial) con un avión y que deje caer unas bombas cuando uno esté durmiendo, descansando o trabajando''.

Mario Silva, conductor del programa La Hojilla, oficialista, difundió el miércoles una supuesta conversación telefónica del vicealmirante Carlos Millán Millán en la que se habla de un presunto plan para derrocar a Chávez.

Además de Millán, ex jefe de operaciones de la Armada, estarían involucrados el general Wilfredo Barroso Herrera, ex jefe de Estado Mayor de la Guardia Nacional, y el general Eduardo Báez Torrealba, ex comandante logístico de la Aviación, de acuerdo al informe noticioso del ministerio de Comunicación.

En un fragmento de la grabación, una voz atribuida a Barroso Herrera expresó que ''aquí el objetivo es uno solo: vamos a tomar el Palacio de Miraflores (la sede del gobierno) ... el objetivo tiene que ser uno solo, es decir: todo el esfuerzo hacia donde está el señor (Chávez). Si está en Miraflores, hacia allá todo el esfuerzo''.