elnuevodiario.com.ni
  •   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, anunció hoy que prescindirá del Ejército para disuadir a manifestantes, luego de la muerte de ocho campesinos indígenas la semana pasada en una carretera del oeste del país supuestamente a manos de soldados.

El mandatario informó que ha ordenado a sus ministros de Gobernación, Mauricio López Bonilla, y de la Defensa, Ulises Anzueto, que "en las protestas o manifestaciones de tipo social no se utilice al Ejército" para disuadirlas cuando ello sea necesario.

Esa tarea deberá cumplirla la Policía Nacional Civil "aunque no tenga los recursos ni los elementos necesarios", precisó el gobernante y general en situación de retiro en declaraciones a los periodistas.

Pérez Molina aseguró además que, como parte de las acciones que su Gobierno ha tomado para evitar que se repitan incidentes como los de la semana pasada, también ordenó publicar los protocolos que deberán seguir las fuerzas de seguridad para actuar ante las manifestaciones.

Esos protocolos "los vamos a hacer públicos para que los conozcan todos los guatemaltecos, para que se sepan los procedimientos que se van a utilizar" en situaciones de protestas públicas, indicó el gobernante.

Pérez Molina aclaró que, aunque ya no utilizarán a las Fuerzas Armadas en tareas de disuasión, los militares sí continuarán participando en las acciones regulares de seguridad ciudadana en apoyo a la Policía.

"En los temas de seguridad ciudadana el Ejército ha sido reclamado en diferentes lugares (por la población). Para eso sí lo vamos a seguir utilizando", especialmente en lo relacionado al combate del crimen organizado, sostuvo.