•   Mont Vernon, EU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La campaña del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acusó este miércoles al republicano Mitt Romney de ocultar sus posiciones "extremas" sobre derechos de las mujeres y otros temas para ganar votos vitales en el centro del espectro político.

El fuerte contraataque llega 26 días antes de las elecciones y después que el presidente quedara por detrás de su adversario en las encuestas nacionales y viera afectado su margen en los estados indecisos que son clave, después del primer debate presidencial.

Los principales asesores de Obama aprovecharon los comentarios de Romney sobre el polémico tema del aborto para luchar contra los esfuerzos del republicano por suavizar las posturas que había tomado para ganar el apoyo de los conservadores durante las primarias donde resultó electo como candidato.

"Sabemos que Mitt Romney real dirá cualquier cosa para ganar. A solo 26 días de las elecciones, está escondiendo cínicamente sus posiciones", dijo Stephanie Cutter, coordinadora de la campaña de Obama, en una conferencia con periodistas.

"El gobernador Romney ha sido deshonesto con respecto a sus planes en tema tras tema, está tratando de cerrar el trato de la misma manera que ha hecho en la sala de juntas", afirmó.

"Está tratando de suavizar su imagen, no sólo sobre las mujeres sino con todos los votantes", agregó.

El ataque llegó después que Obama dejara sin respuesta ciertos intentos de Romney para atenuar su postura durante el debate en Denver y mientras el presidente se encuentra bajo fuerte presión de mejorar su actuación en el próximo encuentro que se realizará la semana que viene.

Al respecto, Obama dijo este miércoles que fue "demasiado educado" durante el primer debate.

"A veces es duro decir todo el tiempo 'lo que usted dice no es verdad', uno acaba por repetirse. La buena noticia es que sólo fue el primero" de los tres debates programados en la campaña presidencial, afirmó el presidente durante una entrevista con el periodista Tom Joyner.
Romney dijo el martes al consejo editorial del diario Des Moines Register que no tenía planes de introducir legislación para restringir el aborto si resulta electo el 6 de noviembre.

Una contradicción de Romney sobre el aborto


"No hay legislación vinculada al aborto con la que esté al tanto que vaya a ser parte de mi agenda", dijo.

Pero Romney ha dicho que, si es presidente, nombraría para la Suprema Corte a jueces que apoyen la revocación de la decisión del caso Roe vs Made -histórico fallo que legalizó el aborto-.

También ha dicho que prohibiría el apoyo de Estados Unidos a organizaciones en el exterior que practiquen abortos como parte de la política de planificación familiar.

Los candidatos presidenciales frecuentemente giran hacia el centro para apelar a los votantes moderados una vez que han asegurado el apoyo en las bases de sus partidos.

Pero para Romney, quien luchó a comienzos de este año por consolidar su apoyo entre los conservadores, el proceso se dio tarde, y no estaba realmente en marcha antes del debate que tuvo lugar en Denver.

En este sentido, el candidato republicano alertó este miércoles sobre la velocidad de crecimiento de China quien, según él, "está ganando rápido" terreno a Estados Unidos y puede convertirse en la economía más fuerte del mundo, aunque insistó en que los productores estadounidenses competirán con China y ganarán si prevalecen unas leyes de comercio justas.

China está "creciendo mucho más rápido que nosotros", dijo Romney durante un acto electoral en Ohio, un estado del Medio Oeste estadounidense donde la industria ha sufrido especialmente en los últimos años.

"(Romney) ha sido increíblemente deshonesto con respecto a dónde se sitúa... no hay manera de que se esconda de las posiciones que ha tomado a lo largo de los años", dijo Cecile Richards, presidenta de la Federación de Paternidad Planificada de Estados Unidos.