elnuevodiario.com.ni
  • Danville, EU |
  • |
  • |
  • AFP

Los candidatos a la vicepresidencia estadounidense, Joe Biden y Paul Ryan, sostendrán un cara a cara clave este jueves, mientras la campaña se pone cada vez más reñida luego de la muy criticada primera presentación del presidente Barack Obama frente a su rival Mitt Romney.

El tradicional debate entre los aspirantes a vicepresidente comenzará a las 21H00 locales (07H00 de la noche en Nicaragua) en la universidad Centre College de Danville, Kentucky (centroeste), a menos de cuatro semanas de las elecciones del 6 de noviembre.

Menos importante que los tres debates entre los candidatos presidenciales, este intercambio es no obstante muy esperado luego de la caída en las encuestas del presidente Obama tras su mal desempeño en el primer cara a cara con su contrincante republicano Romney el 3 de octubre.

Obama, quien aspira a obtener un segundo mandato de cuatro años, reconoció el miércoles que en ese debate en Colorado (oeste) tuvo "una mala noche", mientras que por el contrario la de contrincante fue "una buena noche".

Por primera vez desde que comenzó la campaña, la página web RealClearPolitics, que promedia ls encuestas, ha mostrado un liderazgo de Romney sobre Obama a nivel nacional, 47.4% contra 46.3%.

Por eso, los demócratas depositan sus esperanzas en el experimentado Joe Biden, de 69 años, para que vaya al contraataque en este verdadero duelo de generaciones, estilos e ideologías, contra su joven rival Paul Ryan, de 42 años, sin experiencia en este tipo de duelos ante millones de telespectadores.

Biden afirmó, al abordar el avión que lo conducía a Kentucky, que saldrá al ataque, al evocar una estrategia del ícono del boxeo Mohamed Alí, de mantener al rival contra las cuerdas hasta extenuarlo. Obama lo telefoneó en la jornada para desearle suerte.

"Joe Biden, como siempre, dirá verdades", dijo por su parte el jefe de la campaña de Obama, Jim Messina.

Pero algunos demócratas no ocultan sus temores ante la tendencia de Biden a cometer meteduras de pata, como cuando el mes pasado afirmó que durante el primer mandato de Obama la clase media había sido "devastada".