elnuevodiario.com.ni
  • Miami, Florida, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • EFE

El candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, aventaja en siete puntos al mandatario Barack Obama, que buscará la reelección en noviembre, en la preferencia de los votantes de Florida, según la encuesta divulgada ayer por el diario The Miami Herald.

El sondeo, elaborado entre el lunes y el miércoles pasado por Mason-Dixon Polling and Research para el citado rotativo, Bay News 9 y Central Florida News 13, otorga a Romney, exgobernador de Massachusetts, una ventaja porcentual de 51 a 44 en estimación de voto frente al candidato demócrata.

El sondeo, que tiene un margen de error del 3.5%, se hizo en Florida entre 800 probables votantes, y “muestra que Obama está ahora nadando contra la corriente”, señaló Bard Coker, encuestador de Mason-Dixon.

Antes del debate Obama ganaba

La encuesta anterior, en la que Obama tenía una ligera ventaja sobre Romney, se hizo antes del debate televisado en que el aspirante republicano dominó con claridad al presidente, que estuvo nervioso y no supo transmitir con claridad sus ideas, según coincidieron los medios.

El sondeo de Mason Dixon refleja que un 5% de los que se encontraban indecisos antes del debate dicen que votarán por Romney, mientras que el 4%, que era partidario de Obama antes del debate que se celebró el pasado día 3 en la Universidad de Denver (Colorado), se ha fracturado y un 2% respalda ahora al republicano.

“Obama no logró hacer cambiar (de intención de voto) a nadie y no ganó ni un 1% en el debate”, agregó Coker. El sondeo explica que los mejores resultados de Romney los obtuvo entre los votantes independientes, un grupo clave en Florida. Así, los independientes se alejaron de Obama para decantarse por Romney, quien obtuvo una ventaja porcentual de 52 a 39.

Mujeres con Romney en la Florida

Romney también registró un importante avance (13 puntos) entre el colectivo de mujeres de la Florida, que siempre se había mostrado en bloque más favorable hacia Obama.

En términos generales, los demócratas acostumbran a ganar en el sur del estado y los republicanos en el norte, lo que hace de Tampa Bay (costa oeste) y la zona central áreas decisivas para la victoria en Florida, donde el voto hispano puede resultar decisivo.

El estado de Florida es clave, cuenta 29 votos electorales, más del 10% de los 270 que en total se necesitan para ganar en las próximas presidenciales.