elnuevodiario.com.ni
  •   Berlín  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los Guardianes de la Revolución iraní han desarrollado un plan para provocar una marea negra en el Golfo Pérsico, con el objetivo de interrumpir el tráfico marítimo, forzar a Occidente a participar en las tareas de descontaminación y lograr así que queden suspenso las sanciones contra Teherán.
       
Según afirma el semanario alemán "Der Spiegel", el comandante del Cuerpo, Mohamed Ali Jafari, ha elaborado un plan de sabotaje, denominado "Aguas turbias" y destinado a contaminar deliberadamente el estrecho de Hormus.
       
Con ello se pretende, al mismo tiempo, "castigar" a los países árabes ribereños moderados respecto a Occidente y a Israel, así como hacer que queden en suspenso de facto las sanciones contra Irán que amenazan sustancialmente la economía del país.
       
Una operación de descontaminación como la planteada en ese plan implicaría el trabajo coordinado entre Occidente y Teherán, lo que llevaría a suspender las sanciones con las que se pretende obligar a Teherán a abandonar su programa nuclear.
       
"Der Spiegel" afirma que el plan ha sido presentado al líder supremo, Ali Jamenei, quien en última instancia deberá decidir sobre su puesta en marcha.
       
Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, UE, se proponen oficializar este lunes, en Luxemburgo, un paquete de nuevas sanciones contra Irán.
       
El titular alemán, Guido Westerwelle, defendió hoy el endurecimiento de las medidas contra Teherán, al tiempo que afirmaba que ello no se contrapone a la disposición al diálogo con Teherán.
       
"Irán no ha modificado su postura en los últimos meses en ninguna de las cuestiones relevantes. Por tanto, debemos endurecer la presión a través de sanciones", apuntó el ministro.
      
Las medidas afectarán principalmente a las transacciones con los bancos iraníes, a las ventas de gas natural y al transporte marítimo.
       
El objetivo de la UE es seguir estrangulando económicamente a Teherán para que acceda a cooperar con la comunidad internacional sobre su polémico programa nuclear, que en opinión de algunos países busca la obtención del arma atómica.