•   Helsinki  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El fabricante finlandés de teléfonos móviles Nokia anunció, este jueves, pérdidas para el tercer trimestre más elevadas a lo esperado y un volumen de negocio a la baja, pero por encima de lo previsto por los analistas.

Entre julio y septiembre, las pérdidas del grupo finlandés se multiplicaron por 14 en términos interanuales, hasta los 969 millones de euros, equivalentes a  un poco de más de 1,259 millones de dólares.

El grupo, que calificó el trimestre de "difícil", registró en el mismo periodo una caída del volumen de negocios del 19%, hasta los 7,200 millones de euros (9,400 millones de dólares), por encima de las previsiones de los analistas, que esperaban 6,900 millones de euros (9,000 millones de dólares).

"Seguimos concentrándonos en el (proceso) de transición de Nokia, estamos decididos a gestionar debidamente nuestros recursos financieros, mejorar nuestra competitividad cuanto antes, para finalmente, ofrecer mayores plusvalías a nuestros accionistas", indicó el presidente ejecutivo de la empresa, Stephen Elop, en un comunicado.