•   Puerto Príncipe / Santo Domingo  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades de Haití y de la República Dominicana elevaron anoche sus niveles de alerta al acercarse el huracán “Sandy”, que dejará intensas precipitaciones y fuertes ráfagas de viento sobre la isla de La Española, cuyo territorio comparten estos dos países.

En Haití, la Dirección de Protección Civil (DPC) decretó la situación de vigilancia roja (riesgo de impacto de fuerte a extremo) en los departamentos del sur, mientras que el resto del país está en fase de vigilancia naranja.

“Sandy” se desplaza hacia Jamaica en dirección norte con vientos sostenidos de 130 kilómetros por hora, y se espera que pase por la parte oriental de Cuba entre la noche de hoy la mañana del jueves, pero en Haití ya se dejan sentir intensas precipitaciones, en especial en la península sur.

La DPC indicó que se esperan fuertes vientos, lluvias y marejadas, y que existe riesgo de desprendimientos de terreno, deslizamientos e inundaciones en todo el país.

“Esta tempestad tiene una fuerte capacidad pluviométrica y podría verter entre 150 y 300 milímetros de lluvia en las planicies y 500 milímetros en los macizos montañosos”, señala un comunicado de la institución.

“Es imperativo que los vuelos locales procedentes y con destino a las costas del sur se muestren prudentes, pues en la medida en que el sistema se acerque desde Jamaica, los golpes de viento pueden castigar duramente en cualquier momento a toda la península sur de Haití”.

Aconsejan a los habitantes de las zonas de riesgo que mantengan la vigilancia y estén preparados para evacuar las zonas expuestas a inundaciones y deslizamientos; que no crucen ríos crecidos “bajo ningún pretexto”, y, en caso de tempestad violenta, no se refugien cerca de ventanas o en zonas arboladas.

En República Dominicana, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) decretó la situación de alerta roja (máxima) para las provincias de Barahona, Pedernales, Bahoruco, San Juan de la Maguana, Independencia, Elías Piña, Dajabón, Monte Cristi y Azua, situadas en el suroeste y en el oeste.

 

Costa Rica en alerta amarilla

San José / Acan-Efe

Las autoridades de Costa Rica elevaron ayer de verde a amarillo el nivel de alerta en el Pacífico del país ante las fuertes lluvias y crecidas de los ríos a causa de los efectos indirectos del huracán “Sandy”, el cual se ubica en Jamaica.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) indicó en un comunicado que la alerta amarilla permitirá acondicionar albergues, y movilizar con más agilidad al personal y demás recursos para la atención de cualquier emergencia en las comunidades del Pacífico costarricense.

Los lugares más afectados hasta el momento son el Pacífico sur del país y la Península de Nicoya (Pacífico norte), donde se registran ríos crecidos, casas anegadas, algunos deslizamientos y comunidades aisladas. Hasta el momento no se contabilizan personas evacuadas ni desaparecidas a causa de las fuertes lluvias que se registran en el país desde hace dos días como consecuencia indirecta de “Sandy”.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) indicó que la influencia de “Sandy” ocasionará en la costa del Pacífico y en el centro del país lluvias intensas y persistentes hoy jueves, con tendencia a disminuir el viernes.

Las autoridades recomendaron a la población que vive en sitios propensos a inundaciones o deslizamientos mantener la vigilancia y atender las indicaciones de los socorristas en caso de que sea necesario evacuarles.