elnuevodiario.com.ni
  •   Lima  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Perú, primer productor mundial de cocaína según Estados Unidos, puso en marcha este jueves una ley de control de insumos químicos para fiscalizar la comercialización de esos productos con sistemas satelitales, de cara a reforzar la lucha contra el narcotráfico, informó el gobierno.

La flamante ley significará un cambio sustancial en el control de insumos químicos, lo que será un duro golpe al narcotráfico, señaló el primer ministro Juan Jiménez.

"La norma plantea rutas vigiladas y controladas con sistemas satelitales" por la policía y por agentes de la oficina de control de impuestos que fiscalizará la comercialización legal de los insumos, agregó Jiménez.

La medida es parte de un conjunto de leyes aprobadas por el Ejecutivo al amparo de facultades legislativas delegadas por el Congreso para reforzar la seguridad en Perú, uno de los temas que genera mayor inquietud en el país.

"Cada vehículo que traslade estos elementos deberá contar con sistema satelital GPS", explicó el primer ministro a periodistas, al detallar que las carreteras que usan muchas veces son las mismas donde se encuentran los mayores valles cocaleros de Perú, donde se produce cocaína.

Según las autoridades peruanas los vehículos que transportan insumos químicos para labores legales deberán, además de llevar GPS, transitar por las rutas establecidas por la policía.

"Existen en el país cinco mil empresas que se dedican a la comercialización de insumos controlados. Esta ley va a permitir dar golpes muy duros al narcotráfico", añadió el Primer ministro peruano.

Perú es el segundo productor mundial de hoja de coca, detrás de Colombia y delante de Bolivia, de acuerdo a las Naciones Unidas.

El gobierno peruano asegura que bandas de narcotraficantes locales actúan asociadas a remanentes de la guerrilla maoísta de Sendero Luminoso en el acopio de droga.

En Perú también existe presencia de los carteles mexicanos del narcotráfico, en especial el de Sinaloa y del Golfo, muchos de cuyos integrantes están presos en cárceles locales.