elnuevodiario.com.ni
  •   Miami, Florida, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El huracán “Sandy” empezó a hacer sentir sus vientos ayer en la costa este de Estados Unidos, donde se preparaban frenéticamente, hasta en Nueva York, ante lo que se presume será una megatormenta, luego que el ciclón dejara 59 muertos en el Caribe en los últimos días.

“Sandy”, que se había debilitado a tormenta tropical la madrugada del sábado, incrementó sus vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora para devenir en huracán categoría uno en la escala de cinco niveles Saffir-Simpson, indicó el Centro Nacional de Huracanes, CNH, con sede en Miami, que prevé pocos cambios en su intensidad durante los próximos días.

En su boletín de las 22:00 GMT (4:00 pm en Managua), el CNH emitió “vigilancias y avisos de fuertes vientos” para los estados del Atlántico medio y la parte sur de Nueva Inglaterra, en tanto indicó que “se espera una marejada ciclónica significativa”.

“El centro de “Sandy”continuará moviéndose paralelo a la costa sureste de Estados Unidos durante el fin de semana y se acercará a la costa del Atlántico medio la tarde el lunes”, señaló el CNH, tras indicar que el ciclón, que se encontraba ayer a 540 kilómetros al este-sureste de Charleston, Carolina del Sur, se desplaza con rumbo noreste a 20 kilómetros por hora, con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora, pero con ráfagas más fuertes.

“Sandy” ha sido uno de los huracanes más mortíferos de esta temporada, tras pasar por Cuba, Haití, República Dominicana, Jamaica y Bahamas, dejando un saldo de 59 muertos, decenas de miles de evacuados y cuantiosos daños materiales.

Las autoridades de Estados Unidos temen que “Sandy” choque el martes con un frente frío proveniente del noroeste del país, que podría causar, según expertos, lluvias y vientos huracanados sumados a tempestades de nieve que tienen en alerta a Carolina del Norte, Virginia, Nueva Jersey y Vermont, las zonas que en agosto de 2011 fueron golpeadas por el huracán “Irene”.

En Nueva York, Virginia y Carolina del Norte las autoridades declararon el estado de emergencia en zonas costeras que podrían resultar vulnerables al atípico fenómeno climatológico.

Las autoridades de Nueva York estaban listas para enfrentar los efectos de “Sandy” desde el domingo en la noche, aunque no han ordenado evacuaciones como ocurrió con “Irene”.

“La tormenta va a empezar a hacerse sentir tarde de este domingo y hacia la madrugada del lunes. Es una tormenta peligrosa, pero creo que vamos a estar bien”, dijo el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

El fenómeno golpeará en la que será la última semana de campaña electoral para la elección presidencial del seis de noviembre.