elnuevodiario.com.ni
  •   Bogotá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El expresidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010) dijo hoy durante la Asamblea del Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U), que el Gobierno muestra más interés en dialogar con el "terrorismo" que en la seguridad del país.

"Los últimos dos años han hecho pensar a muchos colombianos que el Gobierno ha mostrado mayor interés en dialogar con el terrorismo que en la seguridad", dijo Uribe en otra fuerte crítica a los diálogos de paz que sostienen la Administración de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

Durante su discurso ante los delegados del Partido de la U, que se reúne para elegir nuevos cuadros directivos, Uribe agregó que "parecería ser que los golpes a cabecillas (de las FARC) han sido más el fruto de la voluntad de las Fuerzas Armadas que de la determinación política oficial".

A juicio de Uribe, hay, entre el Gobierno y las FARC, una agenda de construcción de "confianza con el terrorismo que ha coincidido con el descuido de la seguridad".

Añadió que para "complacer a las FARC" se le reconoció como parte del conflicto armado "cuando en muchos países" y la mayoría de los colombianos estaban señalados como "terroristas".

Consideró que se abandonó el proceso de denuncias ante la Organización de Estados Americanos por la existencia de "bases terroristas" en Venezuela.

El exmandatario indicó que "en lugar de acusar la complicidad de (Hugo) Chávez (presidente de Venezuela) con el crimen, se le convirtió en promotor de la paz".

En los diálogos de paz, cuya mesa se instaló en Oslo y proseguirán el 15 de noviembre en La Habana, Cuba actúa como garante de este proceso junto a Noruega, en tanto que Venezuela y Chile son acompañantes.

"En síntesis: ha habido mayor interés en congraciarse con la guerrilla como interlocutor, que en garantizar la seguridad a los ciudadanos y en la defensa efectiva de las Fuerzas Armadas", remarcó Uribe.

El expresidente manifestó: "nuestro Gobierno no construyó agenda de confianza con la Farc", pues exigía de esa guerrilla el cese de actividades criminales.