•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) conquistó ayer la alcaldía de Sao Paulo y aumentó en casi 14% su poder político en todo el país, pese al inédito juicio por corrupción en su contra en la Corte Suprema, aunque tuvo menos triunfos en capitales estatales.

En Sao Paulo, la mayor y más rica ciudad del país, con 11 millones de habitantes, Fernando Haddad, de 49 años y de origen libanés, un casi desconocido para los paulistanos, apoyado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), se impuso en el balotaje con 55.5% de los votos ante Serra, del PSDB (oposición).

La elección en Sao Paulo es un pulso de cara a las presidenciales de 2014, que anticipan un duelo entre el PT y el PSDB, los dos partidos que se han disputado la presidencia en las últimas dos décadas.

Haddad, exministro de Educación de Lula, no estaba entre los favoritos para la primera vuelta de las municipales el 7 de octubre, pero con Serra dejó en el camino a Celso Russomanno, un expresentador de televisión populista apoyado por los evangélicos.

El apoyo de Lula fue fundamental para que Haddad superara a Serra y consolidara su ventaja.

“Quiero agradecer desde el fondo de mi corazón al presidente Lula (...) por la confianza, por la orientación y el apoyo. Sin él hubiera sido imposible lograr un éxito en esta elección”, dijo Haddad emocionado, y también dio las gracias a la mandataria Dilma Rousseff.

“Mi objetivo central (...) es disminuir la gran desigualdad existente en nuestra ciudad; es derribar el muro de la vergüenza que separa la ciudad rica y la ciudad pobre. Somos una de las ciudades más ricas y, al mismo tiempo, una de las más desiguales del planeta”, añadió.