•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney protagonizaban un cerrado pulso en las elecciones presidenciales estadounidenses con un resultado incierto en los estados clave, tras una campaña hasta el último aliento.

Un total de 38 de los 50 estados más la capital Washington habían cerrado sus mesas electorales a las 21H00 (02H00 GMT), y del puñado de estados que deciden la elección, en Michigan, Pensilvania y Wisconsin triunfaba Obama, según la mayoría de emisoras televisivas.

Los republicanos habrían conservado su mayoría en la Cámara de Representantes, según las proyecciones de las cadenas, que renovaba sus 435 escaños. En el Senado, donde estaban en juego un tercio de los escaños, el resultado era incierto pero con dos escaños, Maine y Connecticut, ya conquistados por demócratas, con lo que podrían mantener su corta mayoría.

Obama y Romney pelearon el voto hasta el último minuto, para una elección que presentaron como decisiva para el rumbo del país. Primer presidente negro de la historia de Estados Unidos, Obama, de 51 años, pidió el voto por teléfono a votantes indecisos desde Chicago.

Romney, de 65 años, exgobernador de Massachusetts (noreste), acudió a Ohio y Pensilvania para dos últimos mítines y animar a otro centro de su campaña, para luego regresar a Boston con un discurso de victoria listo en el bolsillo.