•   Chicago, EU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Estados Unidos Barack Obama tenía preparado un discurso de victoria y otro de derrota, porque antes de conocer los resultados, dijo: “Nada se puede dar por sentado”.

“Siempre tienes dos discursos preparados, porque no se puede dar nada por sentado”, dijo Obama a FOX31 de Denver (Colorado), en una ronda de entrevistas finales a una decena de cadenas de televisión locales de todo el país.

El mandatario señaló que es un “privilegio extraordinario” servir a los ciudadanos, y tanto como senador y ahora como presidente tiene presente que “son los ciudadanos los que tienen el poder en última instancia, y yo soy su representante”.

Romney solo el de victoria

Su esperanza es que “después de cuatro años de haber trabajado tan duro como he podido para ayudar a las familias trabajadoras de Denver y de todo Estados Unidos”, los ciudadanos le permitan con su voto “terminar el trabajo” empezado, dijo.

Obama pidió a los habitantes de Colorado, un estado con 9 votos electorales, que acudieran a las urnas donde los colegios cerrarán a las 02.00 GMT.

“Creo que, sin importar por quién vayas a votar, esta es una de las mayores obligaciones que tenemos como ciudadanos”, indicó.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, dijo a su vez a un grupo de periodistas con los que viajaba en su avión rumbo a Boston, donde seguirá la noche electoral, que solo ha preparado un discurso: el de victoria.