•   Pekín  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El XVIII Congreso del Partido Comunista de China, del que saldrán los líderes del país para la próxima década, comenzó este jueves con una ceremonia de bienvenida en el Gran Palacio de Pekín.

Se espera que en el Congreso, que se celebra una vez cada cinco años y será clausurado el 14 de noviembre, se nombre secretario general del Partido al vicepresidente del país, Xi Jinping, quien en los próximos meses también asumirá la jefatura de Estado.

Al inicio, los 2.270 delegados del PCCh guardaron un minuto de silencio en honor de fallecidos líderes comunistas como Mao Zedong, Deng Xiaoping, Liu Shaoqi o Zhu De, y poco después el secretario general saliente, Hu Jintao, comenzó a leer su discurso sobre los progresos del Partido en los pasados cinco años, así como sus metas para el futuro.

"Marcharemos por el camino del socialismo con características chinas y nos esforzaremos en completar la construcción de una sociedad moderadamente próspera", señaló el también presidente chino a los delegados, que representan las distintas provincias, empresas estatales y otros estamentos del país.

Hu también lanzó en los primeros minutos de su largo discurso, que se prevé durará varias horas, la predicción de que China conseguirá esa meta, la de ser una sociedad "moderadamente próspera", en el año 2020.

En el XVIII Congreso se modificará la constitución del PCCh, lo que podría traer leves cambios ideológicos a la formación que gobierna en solitario China desde hace 63 años, y al término de los siete días de reuniones se anunciará un nuevo Comité Central, de 200 miembros (más 170 alternativos).

Al día siguiente de la clausura del Congreso, el 15 de noviembre, en la primera reunión del Comité Central se decidirá la composición del Politburó (de 25 miembros) y del Comité Permanente (actualmente de nueve, aunque se espera que se reduzca a siete), los verdaderos núcleos de poder del Partido y del país. EFE

“Potencia marítima”

Hu Jintao pidió más esfuerzos para que el país se convierta en "una potencia marítima", en un momento de fuertes tensiones con los países vecinos por la soberanía de numerosas islas.

"Debemos aumentar nuestra capacidad para explotar los recursos marinos y salvaguardar resueltamente los derechos e intereses marítimos", añadió Hu ante los más de dos mil delegados que participan en el Congreso, que marcará su retirada como secretario general de la formación y se celebra en el Gran Palacio del Pueblo.

Además, subrayó la necesidad urgente de que el gobernante Partido Comunista de China luche contra la corrupción en sus filas y advirtió de que si fracasa en ello "podría causar la caída del Estado".