•   Miami, Florida, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El excandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, aceptó ayer su derrota en Florida, estado que dos días después de las elecciones que ganó el presidente Barack Obama desconoce oficialmente al vencedor, porque sigue contando los votos en tres de sus condados.

“Los números en Florida mostraban que era ganable”, dijo Brett Doster, el asesor de campaña de Romney, en un comunicado citado por el diario The Miami Herald.

“Basados en nuestros sondeos y amplia organización pensamos que habíamos hecho lo que necesitábamos para ganar. Obviamente, no lo hicimos, y por eso yo y todos los colaboradores en Florida tenemos una sensación de malestar, de haber dejado algo sobre la mesa”, indicó el portavoz de campaña de Romney. “Les puedo asegurar que esto no volverá a suceder”, dijo.

Todavía votaban el miércoles

Por su parte, el jefe de campaña de Obama, Jim Messina, indicó: “En algún momento de ayer pensamos que vamos a ser oficialmente los ganadores en Florida”.

Romney asumió su derrota frente a Obama después de la medianoche del martes, incluso cuando en Florida, a la 1H30 de la mañana del miércoles, todavía estaba votando el último elector en Miami, según las autoridades electorales locales.

De los 67 condados que integran Florida, un estado con un padrón electoral de 11.9 millones de votantes, tres siguen contando sus votos ausentes --voto por correo--, en Broward, Palm Beach (sur del estado) y Duval (noreste), todos con gran concentración de población e importante representación de minorías proclives al partido demócrata.

Resultados hasta mañana

A los condados que quedan por contar sus votos “se les pidió entregar sus resultados el (próximo) sábado al mediodía”, dijo a la AFP Chris Cate, Director de Comunicación del Departamento de Estado de Florida, ente encargado de supervisar el proceso electoral.

El condado de Miami-Dade, que concentró la atención de los medios a nivel nacional en los últimos días, debido a las largas filas de votantes y de varios contratiempos para sufragar, terminó el conteo el jueves al mediodía.