elnuevodiario.com.ni
  • Berlín |
  • |
  • |
  • EFE

Sandra Ramírez, la última compañera del legendario líder guerrillero Manuel Marulanda Vélez "Tirofijo", acusa al Ejército colombiano de perpetrar violaciones y torturas contra las militantes de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, que caen en su poder.

"Cuando las compañeras caen prisioneras normalmente son violadas, son torturadas y a veces les cortan los senos", afirma la militante de las FARC en una entrevista que publicará mañana el diario de izquierdas alemán "Junge Welt".

"Hemos vivido casos horribles. Nosotras somos para ellos botín de guerra", agrega Ramírez, que es una de las negociadoras de las FARC en las conversaciones de paz con el Gobierno colombiano.

Según Ramírez, el Ejército tiene miedo de la guerrilla porque es un enfrentamiento "de igual a igual".

"Tienen miedo porque los enfrentamos cara a cara y les demostramos que en combate también podemos ser muy duros. Por eso desahogan todo su miedo, toda su ira y toda su impotencia cuando capturan a una compañera", asegura.

Ramírez sostiene que el que una prisionera sea bien tratada por el Ejército es "la excepción".

La guerrillera rechaza las informaciones de medios colombianos según los cuales las FARC explotan sexualmente a sus militantes mujeres.

"Eso es mentira. Nosotras decidimos libremente cuando nos queremos juntar con un compañero si él nos gusta. Aquí la gente se enamora y se separa y tiene decepciones como en todas partes del mundo", puntualiza.