•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, subrayó hoy que la espiral de violencia con las milicias de Gaza, en la que han muerto seis palestinos desde el pasado sábado, “aún no ha terminado”, pese a la práctica ausencia de ataques en las últimas 12 horas.

“No quiero hablar ni del momento ni de los medios (operativos); no sería correcto brindar esa información a la otra parte (...). No es necesario explayarse al respecto en estos momentos”, dijo Barack tras analizar la situación con la División de Gaza en el sur del país.

“Es preferible hacer, actuar oportunamente, en lugar de hablar antes (de la operación)”, agregó el ministro, según un comunicado publicado por el Ministerio de Defensa.

En medio de las especulaciones sobre una nueva invasión militar israelí de Gaza, Barak señaló, asimismo, que “se están llevando a cabo las acciones correctas, profesionales y metódicas” y que su país “decidirá cuándo y cómo actuar si es necesario”.

“Hamás y las demás organizaciones terroristas se están viendo afectados como resultado de los intensos ataques (militares israelíes) en Gaza”, agregó.

En este sentido, insistió en que “no tenemos la intención de permitir, de ninguna manera, que continúen los ataques diarios contra la vida de nuestros ciudadanos”.

“Tenemos la intención de reforzar la disuasión de manera que podamos operar a lo largo de la valla fronteriza garantizando la seguridad de nuestros soldados que sirven en torno a la franja”, concluyó.

Netanyahu prefiere los bombardeos

El diario israelí “Haaretz” publica este martes que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, prefiere de momento endurecer los bombardeos aéreos en Gaza, a lanzar una ofensiva terrestre a gran escala.

El rotativo añade que Israel estudia recurrir a los “asesinatos selectivos” contra miembros clave de grupos armados de Gaza, y a la destrucción de las infraestructuras del Gobierno de Hamás en la franja.

En la actual espiral de violencia han muerto en Gaza seis palestinos (cuatro civiles y dos milicianos) y resultado heridos una treintena de palestinos y ocho israelíes.

La Yihad Islámica y otras fracciones palestinas menores han reivindicado el lanzamiento de más de 120 cohetes contra suelo israelí desde el sábado pasado.