•   Varias capitales  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

Millones de trabajadores participaron en una huelga general que tuvo como escenarios capitales y ciudades de toda Europa, que al finalizar la jornada arrojaba un saldo de 142 personas detenidas y unas 74 heridas en incidentes entre la Policía y manifestantes, especialmente en Madrid, Barcelona y Roma.

Las protestas se dieron también en Lisboa, la capital de Portugal. Otras expresiones tuvieron lugar también en París, Atenas y otras ciudades de Europa.  

En Madrid, al menos 15 personas resultaron heridas en una carga policial contra varios miles de “indignados” que se manifestaron por el centro de la capital española, según fuentes oficiales.

Los choques se produjeron cuando los “indignados” (movimiento de protesta contra la crisis económica y las medidas de austeridad) y otros huelguistas que se les unieron, se disponían a acceder a la emblemática Plaza de Cibeles, donde encontraron un gran cordón policial, además de varias furgonetas de antidisturbios.

"Somos trabajadores"


“No somos delincuentes, somos trabajadores”, “Qué pasa qué pasa, que no tenemos casa”, fueron algunas de las consignas coreadas en la marcha por el centro de Madrid.

La huelga general, convocada por los principales sindicatos españoles, forma parte una acción coordinada en Europa para protestar por las políticas de austeridad económica para afrontar la crisis.

Mientras tanto en Barcelona, la Policía cargó y disparó balas de goma contra manifestantes que les arrojaron proyectiles, al final de manifestaciones en las que participaron centenares de miles de personas contra la austeridad.

Centenares de miles de personas, según cálculos de la AFP, invadieron las calles de Madrid, en una jornada de protesta social en Europa contra la austeridad, el desempleo y la precariedad.

Los manifestantes marcharon por las calles de la capital española, convocadas por sindicatos o movimientos de indignados, ante un extraordinario despliegue policial que protegía la Cámara baja del Parlamento.

Otra concentración fue en Atenas, donde participaron unos 5 mil manifestantes, según la Policía. Pero miles desfilaron en Lisboa al grito de: “¡Fuera, fuera, el hambre la miseria y el FMI!”, otros miles lo hacían coordinadamente en Italia, en Turín, Roma y Milán, así como en Francia, sobre todo en París.

En Portugal, que como España tuvo una huelga general, la Policía cargó con bastones ante el Parlamento de Lisboa, donde miles de personas protestaban.

"Protesto contra recortes"

“Estoy aquí para protestar contra los recortes de todo, de sanidad, de educación, contra la subida del IVA, los desahucios”, dijo en la marcha madrileña Javier Gómez, un encofrador de 39 años, en paro desde hace un año.

“Tenemos la solución, los banqueros a la prisión”, gritaban los manifestantes en medio de una marea de banderas rojas de los sindicatos.

Venían de todas partes, llevando camisetas verdes de la educación, cruzadas con el lema “Escuela pública de todos, para todos”, o azules en el caso de la sanidad, y agitando pancartas que llevan el “No” atravesado por unas tijeras.

“Una noche magnífica en Madrid”, exultó el secretario general del sindicato Comisiones Obreras (CCOO), Ignacio Fernández Toxo, en su discurso ante una multitud, y les aseguró que “más de un millón de personas” se habían manifestado en la capital española.

Mientras la marcha sindical avanzaba lentamente por las grandes avenidas, centenares de otros manifestantes, convocados por el movimiento de “indignados”, se agolpaban frente a las barreras de la Policía Antidisturbios que bloqueaban el acceso a la Cámara baja del Parlamento, en una situación tensa, con lanzamiento de proyectiles.

La Policía debió recurrir al lanzamiento de balas de goma al final de la jornada, mientras un furgón policial resultó incendiado por un cocktail molotov.

Desde la mañana, España, cuarta economía de la zona euro con un desempleo del 25% y una pobreza en aumento, vivía a medio gas su segunda huelga general desde la llegada al poder, hace menos de un año, del gobierno Rajoy.

Esta jornada, a la cual millones de asalariados respondieron haciendo huelga, según los sindicatos, se inscribe en una movilización europea contra las políticas de austeridad desplegadas por varios gobiernos, marcada también por otra huelga general en Portugal.

El presidente de la confederación alemana de sindicatos (DGB), Michael Sommer, advirtió el miércoles contra las políticas de austeridad en los países de Europa del sur.

“Fuera la ‘troïka’”, clamaban las pancartas, reclamando la salida de los acreedores de Portugal, que evalúan actualmente las medidas de austeridad desplegadas por el Gobierno a cambio de una ayuda internacional de 78,000 millones de euros, acordados al país en mayo del 2011.

En total, 142 personas fueron detenidas en España en esta jornada de huelga y 74 resultaron heridos, 43 de los cuales policías, según el Ministerio del Interior.