•   Fráncfort , Alemania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Banco Central Europeo, BCE, ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento para la zona del euro y al alza las de inflación y desempleo para 2012 y 2013.
       
Así se desprende del boletín mensual de noviembre del BCE, publicado hoy, en el que analiza la contracción de la economía de los países que comparten el euro.
       
El BCE presentó los resultados de su última encuesta a expertos en previsión económica correspondiente al cuarto trimestre de 2012, realizada entre el 16 y el 22 de octubre de 2012.
       
Las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto, PIB, se han revisado a la baja para 2012, 2013 y 2014, mientras que las correspondientes al desempleo, para esos mismos años, se han revisado nuevamente al alza.
       
Los resultados suponen un aumento de las previsiones de inflación para 2012 y 2013 en comparación con la encuesta anterior, mientras que las expectativas para 2014 no han experimentado variación.
       
Por lo que respecta a la previsión de inflación a más largo plazo, la media se mantiene sin variación en el 2%.
       
La economía de la zona del euro se contrajo un 0.1 % en el tercer trimestre por lo que entró en recesión técnica ya que se había contraído un 0.2 % en el segundo trimestre.

Desempleo por encima del 11%
       
Las perspectivas de desempleo se sitúan actualmente en el 11.3 % para 2012, en el 11.6 % para 2013 y en el 11.2 % para 2014, lo que supone una revisión al alza de 0.1 puntos porcentuales para 2012, de 0.2 puntos porcentuales para 2013 y de 0.4 puntos porcentuales para 2014, en comparación con la encuesta anterior.
       
Estas revisiones al alza tienen su origen en una debilidad, mayor que la esperada, de la actividad económica.

Los expertos consultados por el BCE ha revisado a la baja las expectativas de crecimiento del PIB para 2012 y 2013, 0.2 y 0.3 puntos porcentuales, hasta -0.5 % y el 0.3 %, respectivamente.
       
Para 2014, las previsiones se cifran en el 1.3 %, frente al 1.4 % de la encuesta anterior.
       
"Las revisiones a la baja para 2013 y 2014 reflejan la persistencia mayor de la esperada de la incertidumbre, así como el mantenimiento de las medidas de consolidación fiscal asociadas a la crisis de deuda soberana en algunos países de la zona del euro y su impacto negativo sobre el consumo y la inversión", según el BCE.
       
Las perspectivas de inflación para 2012 y 2013 obtenidas en la encuesta se sitúan en el 2.5 % y en el 1.9 %, respectivamente, lo que supone revisiones al alza de 0.2 puntos porcentuales para ambos años en comparación con la encuesta anterior.
      
Las expectativas de inflación para 2014 se mantienen sin variación en el 1.9 %.