•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los hondureños eligen el domingo en primarias, entre otros cargos, a los candidatos de la derecha que enfrentarán a la izquierdista Xiomara Castro en las presidenciales de 2013 en el país más violento del mundo, y uno de los más pobres.


El gobernante Partido Nacional (PN, derecha) tiene siete precandidatos para las presidenciales de noviembre de 2013, mientras que el también derechista Partido Liberal lleva tres aspirantes.

Por su lado, Libertad y Refundación (Libre), que ya designó a Castro, de 53 años, y esposa del expresidente Manuel Zelaya, presenta cuatro líneas internas para los restantes cargos.

De acuerdo con la Ley Electoral, para intervenir en las elecciones los partidos deben elegir a sus candidatos en primarias o en asambleas.

Este último fue el procedimiento elegido por seis partidos minoritarios, que van de la derecha a la izquierda.

En el PN, del presidente Porfirio Lobo, que presenta siete precandidatos presidenciales, los favoritos son el alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Alvarez (49), el presidente del Congreso Juan Orlando Hernández (44) y el exministro de Transporte Miguel Pastor (47).

Por el lado del PL, con tres aspirantes, la batalla parece ser entre el empresario Yani Rosenthal (47) y el abogado Mauricio Villeda (64).

Los ungidos enfrentarán en noviembre de 2013 a Xiomara Castro, esposa del ex presidente Manuel Zelaya, quien fue derrocado en 2009 por un grupo de militares que irrumpieron en palacio la madrugada de un domingo, lo detuvieron y en pijama lo subieron a un avión que partió hacia Costa Rica.

"El pueblo exige la refundación de Honduras. Este pueblo quiere justicia social, paz y tranquilidad. Hay un mandato de un millón 300 mil hondureños que exigen una Constituyente", dijo Castro, en alusión a una encuesta de 2010.

Los de libre "lo que quieren es refundir al país", replica el nacionalista Ricardo Alvarez, considerado el más conservador entre los aspirantes a acceder a la candidatura.

Para este domingo, donde hay 43,000 aspirantes a candidatos, existen 5,1 millones de hondureños habilitados para sufragar, y la influyente Iglesia Católica hizo un llamado a concurrir a las urnas.

"El que no quiere votar (...) que no se queje después, porque la manera de participar democráticamente es el voto", advirtió el cardenal Oscar Rodríguez. Honduras, con un ingreso per cápita de 1,700 dólares y un 70% de sus 8.4 millones de habitantes por debajo de la línea de pobreza, es considerado uno de los cuatro países más pobres de América Latina.

Pero el país llega a estas primarias agobiado no sólo por la pobreza sino por una criminalidad que lo ubica como el país con mayor proporción de homicidios respecto de su población: 92 asesinatos anuales cada cien mil habitantes, según cifras de Naciones Unidas.

En estas primarias se elegirán por cada partido los candidatos a la presidencia, a las tres vicepresidencias, 128 candidatos a diputados titulares y otros tantos suplentes, 20 candidatos a diputados al Parlamento Centroamericano (y sus suplentes) y aspirantes a las 298 alcaldías municipales.