elnuevodiario.com.ni
  •   Cádiz  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, hizo hoy un llamamiento a Israel y a Palestina para que vuelvan a negociar una solución al conflicto y ha expresado su preocupación sobre el mismo.
       
En declaraciones a los periodistas tras participar en un foro de comunicación iberoamericano, el ministro alertó sobre que la situación en Oriente Medio está alcanzando "límites peligrosos".
       
García Magallo abogó porque el Consejo Europeo de ministros de Asuntos Exteriores, que se reunirá el lunes, llegue a una resolución votada conjuntamente antes de "enfrentarse" el día 29 a la petición de adhesión de Palestina a Naciones Unidas en calidad de observador.

Se contabilizan 16 muertes

Los enfrentamientos entre Israel y los grupos armados de la franja de Gaza desde el inicio de la operación "Pilar Defensivo" dejaron ya hoy 13 muertos palestinos y tres israelíes, mientras continúan las incógnitas sobre la duración de la operación y la eventualidad de una invasión terrestre israelí.

La escalada de violencia ha dejado además 140 palestinos y 10 israelíes heridos, según fuentes hospitalarias en Gaza y de la Estrella Roja de David en Israel.
       
El Ejército israelí prosiguió hoy su nueva ofensiva sobre la franja -que inició el miércoles con el ataque selectivo contra el jefe del brazo armado de Hamás, Ahmed Yabari- y en la que ha llevado a cabo ya más de 150 ataques aéreos contra blancos de las milicias en el enclave palestino, confirmó a Efe una portavoz militar.

La mayoría son civiles
       

En el mismo periodo, los milicianos han lanzado alrededor de 250 cohetes contra territorio israelí, según informaron hoy en un comunicado las Brigadas de Ezedín al Kasam, brazo armado de Hamás, mientras que el Ejército cifra en cerca de 200 los proyectiles caídos en el sur.
       
Uno de los cohetes mató esta mañana a tres civiles israelíes, dos mujeres y un hombre, en un edificio de viviendas de la localidad de Kiryat Malaji, entre las ciudades de Ashdod y Ashkelon, a unos 30 kilómetros al sur de Tel Aviv.
       
De los trece fallecidos en Gaza, siete son civiles (entre ellos dos niños y una mujer embarazada) y los otros seis son milicianos de Hamás, indicó a los medios Ashraf al Qedra, portavoz del Ministerio de Sanidad del gobierno del movimiento islamista.
       
Las últimas víctimas palestinas son dos civiles que perecieron esta mañana en un bombardeo israelí en la localidad de Yabalia, en el norte del enclave palestino, dijo el portavoz.