•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Estados Unidos Barack Obama se trasladó este jueves a Nueva York para visitar los lugares más afectados por el huracán “Sandy”, que devastó el este de Estados Unidos hace 17 días.

Obama llegó hacia el mediodía al aeropuerto Kennedy y se trasladó luego en helicóptero a Staten Island, en el sur de la aglomeración neoyorquina duramente golpeada por la fuerte tempestad del 29 de octubre, constató un fotógrafo de la AFP.

En el camino, sobrevoló en particular el sur de Queens, afectada por los vientos y la subida de las aguas, donde todavía numerosas viviendas permanecen sin electricidad.

En Staten Island, donde 23 personas murieron como consecuencia de la tempestad, de un total de 43 víctimas mortales registradas en la ciudad de Nueva York, Obama inspeccionará un centro provisorio instalado por la Agencia federal de control de crisis (FEMA) para socorrer a los damnificados y desplazados, anunció la Casa Blanca.

Durante su visita, la primera fuera de la región de Washington luego de su reelección a la presidencia, Obama se reunirá con "funcionarios locales, integrantes de los servicios de urgencia, equipos de la FEMA (la agencia federal de gestión de crisis) y familias afectadas por la tormenta", dijo una fuente de la administración.

El presidente está acompañado durante su visita por altos dirigentes locales, entre ellos el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, del alcalde de la Gran Manzana Michael Bloomberg y miembros del Congreso.

Cuomo solicitó el lunes una ayuda federal excepcional de 30,000 millones de dólares para contribuir a la reconstrucción en su estado, calificando al ciclón de "cataclísmico".