elnuevodiario.com.ni
  •   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Unas 1,925 familiares pobres del área rural guatemalteca casi han triplicado la producción con el programa "Maíz para Todos", que impulsa la ONG estadounidense Helps International, informó hoy su presidente, Stephen Miller.

En alianza con la empresa privada Disagro, en 2006 se comenzó el novedoso proyecto con nuevas prácticas agrícolas que han convertido a 77 comunidades guatemaltecas en autosuficientes en la producción de maíz, destacó.

Según las cifras proporcionadas hoy en rueda de prensa por Miller, con este programa los agricultores pasaron de producir 30.6 quintales (de 45 kilos cada uno) a 81.3 quintales por 0.7 hectáreas cultivadas de maíz.

Esto significa que casi han triplicado la producción y las 1,925 familias beneficiadas han pasado de ser agricultores de subsistencia a autosuficientes, destacó.

En Guatemala una familia de 7 u 8 miembros consume 34 quintales de maíz al año, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), pero sin asistencia técnica, financiera y transferencia adecuada de conocimientos para mejorar el cultivo, la producción por familia solo alcanza los 20 quintales anuales, explicó.

Miller aseguró que el programa que impulsa en Guatemala su institución, que ha sido repetido en Honduras, El Salvador, Nicaragua y México, consiste en dar asistencia técnica y capacitación a los agricultores en conservación de suelos, selección de semillas, control de plagas y técnicas adecuadas para la siembra.

También en capacitación para el diseño y aplicación de fórmulas de fertilizantes a base de análisis de los suelos y la organización comunitaria, entre otros.

El gerente de Desarrollo de Mercadeo para Norte y Latinoamérica de la compañía estadounidense The Mosai Co., Kennet Hilton, anunció en la misma rueda de prensa un desembolso de 1.24 millones de dólares para que Helps International continúe impulsando el desarrollo social en las áreas rurales guatemaltecas.

En Guatemala, cuya alimentación principal se basa en el maíz y fríjol, la mitad de su población de más de 14 millones de habitantes vive bajo la línea de pobreza.