elnuevodiario.com.ni
  •   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Congresistas estadounidenses recomendaron que se declare a los cárteles mexicanos oficialmente como "organizaciones terroristas extranjeras", en un informe publicado este jueves, tras una gira por México, Colombia, Paraguay y Argentina.

El informe insiste también, a pesar de la cautela que utilizan altos cargos gubernamentales, en que en los últimos cinco años ha habido un incremento sustancial de las actividades de Irán y el movimiento chiita Hezbolá en América Latina, y que Estados Unidos debe "contrarrestar" esa presencia de forma "agresiva".

"Recomendamos (...) designar a los carteles de la droga mexicanos como organizaciones terroristas extranjeras", piden los autores del informe para poder así "aumentar la capacidad de hacer frente a la amenaza a la seguridad nacional".

El informe fue redactado por miembros de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes que lideraron un viaje en agosto pasado a esos cuatro países, para recabar información de primera mano.

Pero el informe recopila ante todo noticias de medios de comunicación y declaraciones de expertos.

Los autores, miembros del comité sobre Seguridad Interna de la Cámara de Representantes, consideran un peligro considerable la frontera con México, de casi 3,000 km, a pesar de que hay una cifra récord de 20,000 agentes federales desplegados para su vigilancia, además de una valla física, drones y sensores.

El informe recuerda el complot desmantelado en octubre de 2011 en México, que involucraba a un iraní, Mansor Arbabsiar, que entabló contacto con un agente encubierto de la Administración Antidrogas para intentar montar un atentado contra el embajador saudita en Washington.

El informe también detalla, a partir de entrevistas con cargos del Departamento de Seguridad Interna, recortes de prensa o especialistas, casos de ciudadanos de 35 países "de interés especial" detenidos cuando intentaban cruzar la frontera sur.

Entre 2006 y 2011 la Patrulla Fronteriza detuvo a 1,918 personas procedentes de esos 35 países, recuerda el texto.

Entre esos casos destaca el de un somalí, Ahmed Muhammed Dhakan, que fue condenado en abril de 2009 en Texas. Dhakan aseguró ante el juez que gestionaba una red para introducir indocumentados procedentes de Africa a través de Brasil. Fue condenado tras comprobarse que tenía contactos con grupos denominados terroristas por las autoridades.

"La intención de este informe es presentar evidencia, no provocar ansiedad", aseguran los autores del informe, para los cuales es necesario "hacer gala de imaginación para conectar los datos antes de que suceda otro desastre", en referencia a atentados terroristas antiestadounidenses como los ocurridos el 11 de setiembre de 2001 en Nueva York.

Ningún portavoz del Departamento de Seguridad Interna pudo comentar inmediatamente ese informe.