•   México  |
  •  |
  •  |
  • AP

Las bolsas latinoamericanas cayeron el lunes tras la sacudida al mercado financiero estadounidense que provocó la declaración de bancarrota del banco de inversiones Lehman Brothers, en medio de dudas sobre un impacto negativo mayor para la región en el largo plazo.

''Hay un pánico muy importante que básicamente tiene que ver con un efecto psicológico que se presenta con cualquier choque financiero externo'', dijo a la AP Alfredo Coutiño, analista para México y Latinoamérica de la consultoría Moody's Economy, con sede en Estados Unidos.

Brasil registró la peor caída de la región con una baja de 7,59% de su índice Bovespa, seguido del índice Merval de Argentina que concluyó la jornada con una disminución de 5,18%. En México, el índice IPC cerró con una caída de 3,79%.

Las bolsas de Chile y Venezuela concluyeron con un leve retroceso de 0,53% y 0,70, respectivamente.

Para Coutiño, las caídas de las bolsas responden a un efecto inmediato lógico, pero en el largo plazo el impacto en la actividad financiera y económica de la región no sería tan negativo, debido a que la relación que los mercados latinoamericanos tienen con Lehman Brothers y con el sistema hipotecario estadounidense en general es mínimo.

Sin embargo, advirtió, el efecto podría ser diferente ''si la caída de este y otros bancos que pudiera presentarse en próximas semanas realmente mete a la actividad económica de Estados Unidos en un problema más fuerte, y si este problema financiero se transmite a la actividad económica y provoca una desaceleración más profunda en la actividad económica''.

Pocas horas antes del inicio de actividades en las bolsas latinoamericanas, Lehman Brothers se declaró en bancarrota y se acogió a la protección de la ley de quiebras al no poder asumir una carga de 60.000 millones de dólares en préstamos hipotecarios incobrables.

El mundo también se mantenía atento a la correduría Merrill Lynch & Co., que en medio de la incertidumbre por la crisis financiera llegó a un acuerdo para ser adquirida por Bank of America Corp.

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Moreno, dijo el lunes en Brasil que aún es incierto el impacto que la crisis financiera internacional pudiera tener en el crecimiento económico de América Latina.

''No sabemos si los eventos de hoy van a tener un efecto'', señaló Moreno, quien sin embargo dijo que ahora hay mucho mayor incertidumbre sobre que tanto crecerá la región.

Distintos organismos han señalado en las últimas semanas que América Latina tendrá al cierre del 2008 un crecimiento superior al 4% pese a la desaceleración global.

El ex director del Fondo Monetario Internacional para Latinoamérica, Claudio Loser, dijo a Radio América en Argentina que la quiebra de Lehman Brothers ''le da un golpe muy fuerte, no diría al sistema financiero como tal, sino a Nueva York como centro financiero''.

En algunos países, sin embargo, ya prevén un efecto menor en el medio y largo plazo.

Para el analista económico argentino Norberto Sosa, la nación sudamericana no sufrirá algún impacto directo.

''Argentina está bastante al margen de lo que ocurre en el resto del mundo... esta situación internacional despierta poco interés en los activos de riesgo'', dijo.

El ministro de Finanzas de Brasil, Guido Mantega, aseguró que la situación del mercado es por nerviosismo y aseguró que su país está más fuerte para resistir ese tipo de embates.

''El gobierno está apostando en la continuación del ciclo de crecimiento, a pesar de ese escenario adverso. Es una crisis fuerte, importante, Brasil ya estaría de rodillas en otra circunstancia. Una de las cosas que verificamos es que Brasil está mucho más robusto, mucho más sólido'' para resistir, señaló durante un seminario en Sao Paulo.