•  |
  •  |
  • END

Nueve presidentes sudamericanos se reunieron aquí ayer lunes y se anticipó que podrían enviar una misión especial a Bolivia para ayudar en la búsqueda de una solución a la crisis en ese país.

La cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, se realizó a puertas cerradas en el palacio de gobierno de La Moneda, luego que la presidenta chilena Michelle Bachelet recibiera uno a uno a los mandatarios.

El canciller chileno Alejandro Foxley dijo que Bachelet estaba proponiendo a sus colegas promover la instalación de una mesa de diálogo entre el gobierno del presidente Evo Morales y sus adversarios, la que “podría ser acompañada por la presidencia de Unasur’’, que ejerce Bachelet como titular pro témpore.

Foxley expresó que la delegación de podría ‘’conversar con todos los sectores que hoy día están teniendo una discusión.... (que) se pueda establecer un calendario para volver a la normalidad, terminar con la violencia y hacer que el diálogo sea un elemento permanente en las próximas etapas de desarrollo de la democracia boliviana’’.

También participaría en la delegación la Organización de los Estados Americanos, OEA, cuyo secretario general, el chileno José Miguel Insulza, viajará esta semana a La Paz.

Morales reiteró denuncia de golpe de Estado
No está claro cuándo viajaría la misión de Unasur, cuyos integrantes serían designados por los presidentes si es aprobada la propuesta, que respalda la legitimidad del gobierno de Morales y la integridad territorial de Bolivia, algo ya manifestado en días recientes por los gobiernos de la región.

Morales su llegada a Santiago al mediodía denunció un intento de “golpe de Estado cívico-prefectural’’ en su país, y su denuncia recibió enseguida el apoyo de su colega venezolano Hugo Chávez a su arribo al aeropuerto santiaguino.

“Aquí en Bolivia está en marcha una conspiración internacional, facturada y dirigida por el imperio norteamericano, tal cual como ocurrió aquí en Chile (en 1973)’’, afirmó Chávez a la prensa a su llegada en el aeropuerto de Santiago.