•  |
  •  |
  • END

Al menos 34 personas murieron el lunes en varios atentados en Irak, donde se encontraba el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, para la toma de posesión del cargo del jefe de la coalición en el país del Golfo.

Pero su visita se ha visto marcada por atentados que han dejado 34 muertos, 22 de ellos en una operación suicida perpetrada por una mujer en una cena festiva de ramadán en Baladruz, al noreste de Bagdad.

“Estamos claramente en una misión de transición”, afirmó Gates a la prensa, resumiendo en qué consistirá la misión del general Raymond Odierno, quien sucede al general David Petraeus al comando de las fuerzas internacionales en Irak.

Gates abordó con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, el acuerdo que se está negociando entre los dos países sobre la presencia norteamericana en Irak tras la expiración del mandato de la ONU el 31 de diciembre de 2008.

También se reunió con el número dos de la fuerza multinacional, el general estadounidense Lloyd Austin, y con el jefe de las milicias sunitas reconvertidas en la lucha contra Al Qaida tras formar parte de las tropas de la insurrección.

El martes asistirá a la toma de funciones del general Odierno, uno de los principales artífices de la captura del ex dictador iraquí Saddam Hussein, derrocado por la intervención militar estadounidense en 2003.

Nombrado hace poco jefe del Estado Mayor adjunto del ejército estadounidense, Odierno, de 54 años, es conocido por ser cercano a sus hombres, valiente y buen estratega.