Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El gobierno de Raúl Castro comenzará mañana miércoles a entregar tierras ociosas en usufructo, con la urgencia de producir en Cuba alimentos tras la devastación provocada por los huracanes Ike y Gustav, y reducir la enorme dependencia de las importaciones.

El Ministerio de Agricultura informó ayer lunes que a partir del miércoles recibirá solicitudes de tierras, lo que pone en vigor la medida adoptada por Raúl en julio como parte de los cambios que impulsa desde que asumió la presidencia en febrero.

“Recuperar la capacidad de producción de alimentos para nuestro pueblo en el más breve plazo posible, y sacarle a la tierra un mejor provecho, es una necesidad estratégica y un modo concreto de enfrentar la crisis alimentaria” mundial, subrayó una nota del Ministerio.

La producción de alimentos es “razón adicional y urgente para contribuir a la recuperación de las afectaciones provocadas por los devastadores huracanes”, añadió.

Las tierras se entregarán a particulares por plazos de diez años postergables, en un máximo de 13.42 hectáreas (ha), y para el caso de quienes ya posean en propiedad o usufructo no podrán exceder las 40.26 ha.

También autoriza a explotar tierras ociosas --en cantidad no especificada-- a granjas estatales, cooperativas y entidades no agropecuarias, por un término de 25 años renovable.