•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La posibilidad de desconectar al exboxeador puertorriqueño Héctor "Macho" Camacho de un respirador que lo mantiene con vida artificial, tras recibir un disparo en la cabeza, dividía el viernes a su hijo mayor, Héctor "Machito" Camacho" y la madre del deportista María Matía.

En una breve conferencia de prensa el viernes, el hijo de Camacho anunció que su padre "sigue vivo" y abogó por mantenerlo conectado a la respiración artificial, opción que su abuela rechaza.

"Mi padre es un peleador y va a pelear hasta el final. La pelea no termina hasta el último asalto, seguirá conectado a las máquinas que lo mantienen con vida artificial hasta el final", señaló "Machito".

"Los doctores se equivocan, los hombres se equivocan, pero Dios no se equivoca. Él es un peleador y se mantendrá luchando hasta el final", agregó Camacho hijo, tras visitar a su padre nuevamente en el Centro Médico de Puerto Rico donde está ingresado desde el martes, cuando fue baleado en la ciudad de Bayamón, contigua a San Juan.

Sostuvo que un campeón como su padre es un orgullo. "No soy quién para desconectarle el cable, la ley de Dios dice no matar, honrar a tu mami y a tu papi, 'Macho' va a pelear hasta la última campana".

"Machito" reconoció que hay algunos familiares que quieren desconectarlo, pero "hay una cosa más fuerte que yo y que los doctores, que se llama Dios, quien es el último juez, el que tiene la última palabra. Esta pelea es difícil, pero mi padre nunca está noqueado, él esta vivo", afirmó.

Mientras la prensa ya informó que los médicos declararon al exboxeador clínicamente muerto, Camacho hijo dijo: "Yo creo en Dios y él ('Macho' Camacho) está vivo".

"Para mi, 'Macho' va a vivir, esta es mi decisión, pero la decisión final es la de mi abuela, la mujer que parió a mi papá", aseguró el hijo del exboxeador.

En tanto, la madre del extriple campeón mundial, María Matía, expresó que, aunque acepta el veredicto de los médicos, esperará hasta el sábado para desconectar del respirador artificial a "Macho" Camacho, a la espera de que lleguen a lo largo de la madrugada los otros hijos del deportista.

Doña María, quien estaba acompañada por varios familiares y amigos, dijo a la prensa que "la decisión de la familia es que 'Macho' ya falleció". "Mañana (sábado) voy hacer todo lo que tenga que hacer para mi hijo. Mi hijo Papa Dios me lo llevó y estoy conforme, porque hay que hacer lo que aquel que está allá arriba decida", reveló.

La madre del excampeón, con una voz firme y determinada ante el fallecimiento de su hijo, señaló: "Mi hijo se fue hace tres días, está vivo a fuerza de máquinas. Mi hijo no está vivo, aunque sí está vivo para la gente, para su gente que lo quiere".

"Hay una persona que dijo que 'su hijo está vivo', otra que dijo que le tocó los pies y los movió, pero en realidad es electricidad, la realidad es que mi hijo se me fue", agregó Matía, quien no mencionó nada sobre la posibilidad de donar algunos de los órganos de "Macho" Camacho.

Por otro lado, Ismael Leandry, exmánager de Camacho, subrayó a la AFP que "tanto el secretario de Recreación y Deportes de Puerto Rico, Henry Neumann, como la Comisión de Boxeo están preparando un homenaje para el campeón de campeones".

Por lo pronto ya se han empezado a barajar el Coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón o unas instalaciones deportivas de San Juan como lugares para velar a "Macho" Camacho, antes de ser trasladado a Nueva York.

"Macho" Camacho dejó un récord de 79-6-3 con 38 KOs y durante su vida deportiva se enfrentó a grandes peleadores como Roberto "Mano de Piedra" Durán, Oscar De La Hoya, Julio César Chávez, Sugar Ray Leonard, Félix "Tito" Trinidad, Ray Mancini y Greg Haugen.

En la década de 1980 llegó a coronarse mundialmente en tres categorías, en las divisiones de los superpluma, ligeros y superligeros.