•   La Paz  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, impulsa la modernización de las Fuerzas Armadas con la renovación de su equipo militar pero sin entrar en una carrera armamentista y con una doctrina de principios "antiimperialistas" y "anticapitalistas", afirmó hoy en una entrevista con Efe el ministro de Defensa, Rubén Saavedra.
       
La renovación del equipo tiene como objetivo devolver a las Fuerzas Armadas "una capacidad operativa razonable" para su misión de defensa, apoyar el desarrollo integral y atender las emergencias del país, dijo Saavedra.
       
Desde que Morales llegó al poder en 2006, la Fuerza Aérea recibió nueve aviones Diamond, empresa austríaca-canadiense, y seis caza k-8 de fabricación china para tareas de entrenamiento y lucha contra el narcotráfico y el contrabando, según el alto funcionario.
       
También se compraron helicópteros de última generación: seis Robinson R-44, dos Eurocopter AS-350 y dos Eurocopter EC-145 para la atención de emergencias y auxilios, además de "una flotilla de aviones" para que la Fuerza Aérea transporte pasajeros en rutas nacionales y traslade carga a nivel internacional.
       
El parque automotor de los militares también se ha renovado con 148 camiones, 42 autobuses, 142 camionetas, 40 cuatriciclos y motocicletas para operativos contra delitos fronterizos y para patrullar regiones con problemas de inseguridad ciudadana.
      
De acuerdo con Saavedra, la modernización "logística" de las Fuerzas Armadas no implica "intencionalidad alguna de ingresar en una carretera armamentista" porque la Constitución boliviana establece que el país es un "Estado pacifista, que promueve la cultura de la paz".