•   Tiflis, Georgia  |
  •  |
  •  |
  • AP

Llamadas de teléfonos celulares interceptadas demuestran que tanques rusos y soldados invadieron antes de que Georgia atacara su provincia separatista de Osetia del Sur, aseguró el martes el gobierno georgiano, al acrecentar sus reclamos de que fue Rusia la agresora durante la guerra del mes pasado.

Las grabaciones divulgadas el martes por el gobierno de Tiflis tratan de culpar a Moscú por la guerra, luego de cinco días de combates en que murieron centenares de personas, y que acrecentaron la división entre Rusia y Occidente.

Rusia ha dicho que Georgia fue el agresor, y que sólo reaccionó para defender a ciudadanos rusos y a soldados del cuerpo de paz en Osetia del Sur.

Georgia indicó que las grabaciones son llamadas telefónicas entre dos guardias fronterizos de Osetia del Sur que demuestran que tanques rusos y soldados ingresaron a Osetia del Sur muchas horas antes de iniciarse la ofensiva georgiana, el 7 de agosto.

Las grabaciones fueron divulgadas originalmente por The New York Times, que informó de su contenido el martes. Un funcionario del ministerio del Interior de Georgia, Shota Utiashvili, hizo escuchar las grabaciones a periodistas de The Associated Press y ofreció traducciones al inglés de las conversaciones originales en lenguaje oseta.

Utiashvili dijo que las presuntas intercepciones muestran ''que blindados rusos ingresaron a Georgia unas 20 horas antes del inicio de la guerra''.

''Muestra una vez más que ... la acción de Georgia fue en defensa propia, en lugar de ser un ataque no provocado'', añadió.

Las grabaciones serían presuntas intercepciones de conversaciones entre un guardia de Osetia del Sur en la entrada sur del túnel Roki, que conduce de la provincia separatista de Georgia a Rusia, con otro sentinela emplazado en la sede de la capital de Osetia del Sur.

La entrada norte del túnel está en Rusia.

El vocero del ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Andrei Nesterenko, desechó la afirmación georgiana como ''carente de seriedad''. Indicó que cualquier movimiento de tropas hubiera sido localizado fácilmente por los satélites que usan los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

De acuerdo con la traducción inglesa de las grabaciones, en la primera llamada, que habría comenzado a las 3:41 de la madrugada del 7 de agosto, el guardia en el túnel dice, ''Han desplazado vehículos de transporte de personal y el túnel está lleno''.

En la siguiente llamada, unos 10 minutos más tarde, el guardia dice que ''blindados y personas'' habían emergido del túnel unos 20 minutos antes. Preguntado si había muchos blindados, el guardia respondió, ''Bueno, tanques, vehículos de transporte de personal, y esas cosas''.

El túnel tiene unos 3.700 metros (algo más de dos millas) de largo.