•    |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni


El presidente de Bolivia, Evo Morales, justificó este martes el arresto de un prefecto (gobernador) opositor tras considerarlo responsable de "una masacre" y de "acciones terroristas", según dijo en un diálogo telefónico con el mandatario venezolano Hugo Chávez.

"El caso de este prefecto es muy grave", sostuvo Morales en un contacto telefónico con Chávez transmitido en directo por la televisión venezolana.

El prefecto del departamento de Pando, Leopoldo Fernández, fue arrestado este martes en Bolivia acusado de violar una disposición de estado de sitio en esa región y de estar involucrado en la masacre de 16 campesinos la semana pasada.

"En este momento hay manifestaciones pidiendo cárcel para Leopoldo Fernández", le comentó el gobernante boliviano a su aliado y amigo venezolano.

Morales añadió que "no se puede pedir libertad para este señor, que ha masacrado al pueblo" y quien será sometido a la justicia por sus "acciones terroristas".

Además, el jefe de Estado boliviano agradeció a Chávez y a sus pares de la región, quienes se dieron cita el lunes en Santiago en el marco de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) para expresar el apoyo de esos países al proceso democrático en Bolivia.

"La Unasur empieza a dignificar a la región", dijo.