• Ramala, Territorios Palestinos |
  • |
  • |
  • AFP

"Ahora tenemos un Estado", dijo este domingo el presidente palestino Mahmud Abas en su vuelta triunfal a Ramala tras su victoria diplomática en Nueva York, donde Palestina consiguió esta semana el estatus de país observador de la Organización de las Naciones Unidas.

"Palestina ha conseguido algo histórico en las Naciones Unidas", se felicitó Abas en Ramala, tras declarar que "ahora tenemos un Estado", y se comprometió a reanudar la reconciliación interpalestina en los próximos días.

"El mundo lo dice alto y fuerte: Sí al Estado de Palestina, sí a la libertad de Palestina, sí a la independencia de Palestina. No a la agresión [israelí], no a las colonias, no a la ocupación", lanzó Abas ante una multitud de partidarios reunidos en la Muqata, el complejo de la presidencia palestina en Ramala (Cisjordania), observó un periodista de la AFP.

El estatus de Estado observador no miembro de Palestina no es el de un Estado de pleno derecho, pero da acceso a los palestinos a agencias de la ONU y a tratados internacionales.

Abas dedicó el nuevo estatus de Palestina —aprobado por más de los dos tercios de países representados en la ONU— al difunto líder histórico Yaser Arafat, inhumado en la Muqata.

Miles de palestinos se desplazaron el domingo hasta Ramala donde se encuentra la sede de la Autoridad Palestina, tres días después de la histórica votación en Nueva York.

"He venido a saludar al presidente Abas. Nos ha convertido en un Estado reconocido [por las Naciones Unidas], aunque todavía no seamos miembros de pleno derecho", dijo Osama Abu Hiyja, de 27 años, que venía de Yenín, en el norte de Cisjordania.

¿Hacia la reconciliación?

Abas prometió a la multitud que su "tarea prioritaria" en los próximos días sería "examinar las medidas necesarias para lograr la reconciliación" entre palestinos.

Los responsables palestinos creen que el nuevo estatus en la ONU servirá para reconciliar el partido nacionalista Fatah de Mahmud Abas y el Hamas islamista en el poder en Gaza. Sin esta reconciliación será muy difícil alcanzar un Estado de pleno derecho.

En Gaza, el portavoz de Hamas, Sami Abu Zuhri, afirmó que el movimiento islamista "estaba interesado en lograr la reconciliación palestina" y otro responsable de Hamas pidió "reuniones urgentes" en el mismo sentido.

El presidente palestino reafirmó por otra parte que "Jerusalén es, par siempre, la capital del Estado de Palestina", una respuesta a las repetidas declaraciones del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu de que "Jerusalén es la capital indivisible y eterna de Israel".

"Levantad la cabeza porque sois palestinos. Sois más fuertes que esta ocupación, sois más fuertes que la agresión, sois más fuertes que las colonias porque sois palestinos", concluyó el sucesor de Yaser Arafat.

Abas no habló sin embargo directamente de las medidas de represalia anunciadas por Israel tras su paso por la ONU.

El domingo, el ministro israelí de Finanzas, Yuval Steinitz, anunció el bloqueo de 460 millones de shekels (unos 92 millones de euros o 120 millones de dólares) de impuestos recabados por Israel que tenían que ser transferidos este mes a la Autoridad Palestina.

"Hemos dicho desde el principio que la elevación del estatus de Palestina en la ONU no tendría lugar sin reacción por parte de Israel", recordó Steinitz, en unas declaraciones a la radio pública.

Por otra parte, Benjamin Netanyahu confirmó la intención de su gobierno de construir 3.000 viviendas adicionales en Cisjordania y en Jersualén este como represalia por la iniciativa palestina en la ONU.

"Hoy construimos y seguiremos construyendo en Jerusalén y en todos los lugares que están inscritos en el mapa de intereses estratégicos del Estado de Israel", prometió.

El anuncio de estas nuevas construcciones fue condenado por la comunidad internacional, incluyendo Estados Unidos, aliado estratégico de Israel.