• Colombia |
  • |
  • |
  • EFE y AFP

La guerrillera Sandra Ramírez, integrante del equipo negociador de las FARC en las conversaciones de paz con sede en La Habana, afirmó que ese grupo rebelde tiene “prisioneros de guerra”, por lo que mantiene vigente la propuesta al Gobierno colombiano de canjearlos.

Las FARC aseguraron en septiembre pasado que ya no tenían “prisioneros de guerra” tras la liberación, el 2 de abril de este año, de los diez últimos policías y militares que, según ellos, estaban en su poder.

“Sí, nosotros tenemos prisioneros de guerra y los vamos a entregar, pero que el Estado nos devuelva a los nuestros que están allí, en las prisiones”, declaró Ramírez en una entrevista que publicó ayer el diario cubano Juventud Rebelde.

“En combate capturamos policías, soldados. Es distinto: son prisioneros de guerra porque son capturados en combate. A ellos se les respeta su integridad física, sus creencias y sus derechos humanos”, precisó.

La guerrillera, que fue compañera sentimental del desaparecido fundador de las FARC, “Manuel Marulanda Vélez” o “Tirofijo” (1930-2008), agregó al respecto: “Mantenemos ese proyecto (el canje) porque es lo que nos permitiría buscar, precisamente, cómo logramos

que los compañeros que se están pudriendo en las cárceles del país, regresen”.

Según Ramírez, quien se incorporó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia hace 32 años, hay aproximadamente 700 insurgentes prisioneros y precisó que “también existen 8,000 presos políticos y de conciencia”.

Sobre los vínculos con el narcotráfico de los que ha sido acusada su organización, manifestó: “Nosotros cobramos un impuesto, pero no al que la siembra, sino al que viene a comprar el producto. A ese se le cobra un impuesto, así como lo cobramos al comercio, a la cerveza, a la ganadería. Al que viene a comprar lo producido de la coca, se le cobra un impuesto”.

Los delegados del presidente Juan Manuel Santos y de la guerrilla concluyeron el pasado jueves el primer ciclo de su negociación bilateral y anunciaron que volverán a la mesa de diálogo el próximo 5 diciembre.

Santos impone plazo

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo ayer que las negociaciones de paz entre el Gobierno y las Farc deben terminar, a más tardar, en noviembre de 2013. Las Farc sufrieron cuatro bajas el sábado, según se informó en Bogotá.