• Mexico |
  • |
  • |
  • EFE

Alrededor de 100 personas detenidas y una cifra similar de heridos dejaron el sábado los enfrentamientos entre policías y manifestantes que protestaban por la investidura del nuevo presidente de México, Enrique Peña Nieto, en varios puntos de la capital del país, según informaron fuentes oficiales.

El alcalde de Ciudad de México, Marcelo Ebrard, reveló en conferencia de prensa que 92 personas, incluyendo 11 menores, han sido presentadas ante la fiscalía capitalina en conexión con los hechos. De los detenidos, 72 son varones y el resto mujeres, precisó.

Ebrard atribuyó la violencia a grupos que planearon sus acciones con antelación con el objetivo de destruir y sembrar la inestabilidad en la ciudad. “¿Qué tiene que ver esto con lo que estaba ocurriendo en San Lázaro?”, se preguntó, en alusión a la toma de posesión de Peña Nieto en la sede del Congreso.

“Si alguien está indignado es la Ciudad de México frente a esta agresión, y no va a quedar impune”, declaró el alcalde, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática, PRD.

A su vez, el fiscal capitalino Jesús Rodríguez vinculó la violencia a tres grupos anarquistas y dijo que se investigará si otras agrupaciones están involucradas.

Regeneración Nacional, Morena, y el PRD llevaron a cabo en protesta contra la investidura de Peña.

Señaló que los detenidos destruyeron propiedad privada y pública en varios puntos del centro de la ciudad, incluyendo las inmediaciones del emblemático Palacio de Bellas Artes, y agredieron a los policías incluso con bombas molotov.

Ebrard rechazó estos “actos de barbarie”, que incluyeron destrucción y daños a inmuebles, vehículos y al menos cinco patrullas policiales, así como saqueos de comercios.

Los disturbios comenzaron muy temprano el sábado en las inmediaciones del Palacio de San Lázaro, sede de la Cámara de Diputados, donde se llevó a cabo la sesión solemne de investidura de Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional, PRI, como presidente de México.

Por otro lado, los principales partidos políticos de México firmaron ayer el “Pacto por México” para impulsar las reformas políticas pendientes del país, en una ceremonia encabezada por Peña Nieto en el Castillo de Chapultepec.