•  |
  •  |
  • END

MÉXICO / AFP

Un atentado con artefactos explosivos dejó al menos siete muertos y unos 100 heridos durante la celebración popular del Grito de la Independencia en el centro de la ciudad mexicana de Morelia, capital del estado de Michoacán (oeste), cuyo gobernador tildó el hecho de “acto terrorista”.

Las autoridades de Michoacán confirmaron que son siete los muertos y 100 los heridos por las detonaciones presuntamente de dos granadas de fragmentación la noche del lunes, en el tradicional acto popular del Grito de la Independencia, en la Plaza Central de Morelia, al que asistían miles de personas. Se trata del primer atentado en las últimas décadas en México en el que mueren inocentes.

El gobierno estatal tildó el episodio de “acto terrorista” y se inclina por atribuirlo al crimen organizado, que está azotando a gran parte del país, aunque las autoridades aún no han determinado a los responsables del ataque.

“Técnicamente es un acto terrorista sin que sepamos aún quiénes son los que lo realizaron, pero estamos sin duda ante un ataque terrorista”, admitió el gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática.

Responsabilizan al crimen organizado
Godoy dijo, no obstante, que el crimen organizado es el principal sospechoso, y reveló que recibieron amenazas previas de que este martes, cuando se realiza en México un desfile militar, habría un atentado en Morelia. La parada castrense fue cancelada en Morelia tras el atentado.

El ataque ocurrió cuando miles de personas, incluidas numerosas familias, se reunieron la noche del lunes en la Plaza Central de Morelia para celebrar el Grito de la Independencia, un acto tradicional en las más importantes ciudades mexicanas que luego continúa con espectáculos de fuegos artificiales.

Michoacán, donde nació el presidente Felipe Calderón, fue el primer estado al que el gobierno federal envió fuertes contingentes militares sólo días después de asumir el poder, en diciembre de 2006, como parte de un operativo federal de seguridad contra el crimen organizado que ahora cuenta con 36,000 militares en las zonas más calientes del país.

Durante un desfile militar, Calderón dijo este martes que el ataque en Morelia es un acto que atenta claramente contra la seguridad interior del país.

“Se trata de actos execrables que atentan claramente contra la seguridad interior del país, cometidos por traidores que no tienen el menor respeto por el prójimo ni por la patria”, dijo Calderón al iniciar la celebración tradicional del desfile militar en la capital mexicana.