•   LA HABANA  |
  •  |
  •  |
  • AP

Estados Unidos pretende aprovecharse de los daños causados por los ciclones en Cuba para hacer ''el papel de bueno'' mediante ofertas de ayuda ''hipócritas'', aseguró el ex presidente Fidel Castro.

''Es obvio que el gobierno de ese poderoso país no puede comprender que la dignidad de un pueblo no tiene precio'', comentó el ex mandatario en una de sus habituales columnas de opinión publicada el miércoles por el periódico oficial Granma.

Castro, de 82 años de edad y quien convalece de una serie de operaciones que lo obligaron a alejarse del poder, hizo referencia a una propuesta de Washington que ofreció 100.000 dólares a la isla siempre y cuando se permitiera el ingreso de un grupo de ''evaluadores'' de los daños causados por los huracanes Ike y Gustav.

La Habana rechazó esta ayuda y afirmó que en cambio requería se revisaran las sanciones, aunque sea de forma temporal, para poder comprar con normalidad materiales de construcción y obtener créditos.

Bajo el título ''El papel de bueno ¿a costa de quién?, el líder hizo hincapié en los cargamentos de alimentos y mensajes que enviaron decenas de naciones amigas como México, Rusia, Brasil, Ecuador y Venezuela hasta organismos internacionales como el Programa Mundial de Alimentos.

''El daño en miles de vidas, sufrimientos y más de 200.000 millones de dólares que han costado el bloqueo y las agresiones yanquis, no pueden pagarse con nada'', expresó.

Estados Unidos sostiene fuertes sanciones contra la isla desde hace cinco décadas para forzar un cambio en su sistema comunista. El comercio, la navegación y las visitas están prohibidas salvo excepciones que deben ser tramitadas como licencias.

Un calculo oficial indicó que los huracanes ocasionaron pérdidas por 5.000 millones de dólares, dejaron siete muertos y más de tres millones de evacuados.

Imágenes estremecedoras de casas derrumbadas, cosechas perdidas y damnificados recorrieron el mundo.

Pero Castro destacó que el panorama en Cuba está lejos de ser el desastre humanitario mostrado por cadenas internacionales en Haití, donde las personas incluyendo niños se abalanzaban sobre alambres de púas para obtener unas algo de alimentos o agua.

El ex mandatario culpó a las potencias mundiales y ricas del ''saqueo histórico y despiadado'' de los pueblos del tercer mundo que provocan ese tipo de miseria.

Mientras tanto, la televisión cubana mostró imágenes del presidente Raúl Castro de gira por la Isla de la Juventud, una de las regiones más dañadas por el paso del ciclón Gustav. Estas fue la primera visita del gobernante a alguna de las vastas zonas afectadas.

''Me voy contento...no vi ninguna cara hosca'', dijo el mandatario quien pidió a los lugareños no perder el buen ánimo.

''Los árboles están horrorosos, la naturaleza se ocupará de eso. Nosotros, junto con ustedes, nos ocuparemos de lo demás'', prometió Castro.